Entró a robar en una casa y murió ahogado en la pileta

02 de enero de 2018

El ladrón intentó huir con una pesada caja de herramientas cuando cayó a una pileta desde ocho metros de altura. Cuando la familia regresó al hogar, lo encontraron flotando en el agua.

Sucedió en el Barrio Los Inmigrantes en Santiago del Estero durante los festejos de Año Nuevo, donde un hombre murió ahogado luego de caer en una pileta de natación cuando intentaba huir de una casa con una caja de herramientas que había robado.

Según declaró el matrimonio, de apellido Chazarreta, alrededor de las 7:45 del 1 de enero salieron de su casa con su vehículo para ir a buscar a uno de sus hijos a la casa de un amigo, momento en que el ladrón aprovechó para irrumpir en la vivienda. Después de tomar algunos objetos de valor de las habitaciones, el sujeto encontró una caja de herramientas, que pesaba casi 15 kilos, e intentó llevársela.

La hipótesis policial es que el delincuente, ya con su botín, comenzó a caminar por una tapia, perdió el equilibrio y se precipitó desde casi siete u ocho metros para luego caer en una pileta de 1,25 metros de profundidad, sin lograr salir a flote.

La familia volvió al hogar pasadas las 8 y notó que los muebles no estaban en su lugar. Cuando hicieron el recorrido para ver lo que había sucedido encontraron al intruso flotando en la pileta, ubicada en el patio trasero.

Según informó el diario El Liberal, el ladrón llevaba una billetera pero no tenía ningún tipo de identificación. Además, se sospecha que se encontraba bajo los efectos del alcohol al momento de efectuar el robo.

La Policía de la Seccional Octava fue alertada y acudió a la casa para retirar el cuerpo y así llevarlo a la Morgue Judicial del hospital Independencia para realizar una autopsia.

Temas