-

-

A pesar del aumento, el subte de Buenos Aires sigue siendo de los más baratos del mundo

03 de enero de 2018

Aún después del aumento del 67% anunciado para esta primera mitad del año en el pasaje de subte, el de Buenos Aires sigue siendo unos de los más baratos del mundo al comparar su peso sobre los salarios mínimos vigentes en cada país.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció este miércoles el nuevo tarifazo que afectará a los distintos servicios de transporte público del Área Metropolitana de Buenos Aires así como la implementación de un esquema de pasaje multimodal.

Además de presentar los nuevos valores de los pasajes en colectivos y las distintas líneas de trenes suburbanos, Dietrich anticipó que, luego de las pertinentes audiencias públicas, la tarifa del subte de la ciudad de Buenos Aires aumentará un 67% entre febrero y junio y pasará así desde los 7,50 pesos actuales a hasta los 12,50 pesos en junio.

aumento transporte publico

A pesar de ello el subte porteño seguirá siendo uno de los más accesibles cuando se los compara con los de otras grandes ciudades del mundo y teniendo en cuenta a modo de comparación cuánto insume su uso del salario mínimo vigente en esos países.

Así por ejemplo con una tarifa de 12,50 pesos, un trabajador argentino que gana el salario mínimo, vital y móvil (9.500 pesos) deberá destinar 5,26% de sus ingresos para solventar el gasto mensual de dos pasajes por cada día hábil (40 al mes en total).

Bastante menos que lo que le insume a un trabajador que gana el salario mínimo en San Pablo (295 dólares) y que debe destinar el 15,59% de sus ingresos para realizar 40 viajes en subte al mes en esa ciudad. Un trabajador en similares condiciones en Nueva York deberá destinar el 9,54%.

subte linea B.jpg

Dicha proporción sube al 12,44% para un trabajador catalán que gana la mínima (851,35 euros) y toma dos veces al día el metro en Barcelona. En Londres trepa al 15,76% mientras que en Moscú se dispara al 25,66%.

En comparación con los países de la región el subte de Buenos Aires sigue siendo también el más barato en comparación con los salarios mínimos. En Santiago de Chile debe destinar el 11,62% de sus ingresos mientras que en Medellín insume 12,34%.

Algunos de los países del G-20 que presentan relaciones similares entre Salario Mínimo y tarifa del subte son Francia, Alemania y Corea del Sur por ejemplo. Un trabajador alemán que gana el salario mínimo (1480 euros) destina el 4,55% de sus ingresos mensuales a solventar 2 pasajes en subte diarios en Berlín. Mientras que un francés deberá dejar en París el 4,87%. En Seúl dicha proporción cae hasta el 3,64%.

Embed

Temas