-

El instructor de parapente que viajaba con Natalia reconoció que pudo haber "un error humano"

04 de enero de 2018

La joven médica cayó el viernes pasado durante un vuelo viplaza. El piloto con el que viajaba rompió el silencio y asume las consecuencias.

Mientras la Justicia investiga las circunstancias en la muerte de Natalia Vargas, la joven médica de 28 años, rompió el silencio el instructor con el que realizó el vuelo. Lo hizo después de hablar con el padre de la víctima a quien quiso dejarle en claro que la joven no tuvo ningún ataque de pánico, sino que se puso nerviosa cuando notó que no estaba bien agarrada.

comunicado medica parapente

En una entrevista a La Gaceta, Ariel Salazar contó que si bien no puede contar con exactitud qué fue lo que pasó, admite que pudo haber un error al momento de armar el equipo y que asume las consecuencias.

“La charla con el padre de Natalia fue dentro de todo tranquila, fue una conversación necesaria para ambos. Él me contactó y quedamos en vernos. Le conté todo lo que recuerdo. Más que nada, a mí me interesa aclarar algo, porque se habló demasiado y se insistió con el tema de pánico de Natalia en el aire”, enfatizó.

“Estábamos volando y en un momento ella se da cuenta de que no estaba enganchada y comenzó a desesperarse. Yo intenté tranquilizarla, porque pensaba que estaba mal sentada. Cuando traté de ayudarla me di cuenta de que no estaba enganchada... Atiné a agarrarla lo que más pude, pero cayó. Lo que quiero aclarar es que esto no sucedió porque ella haya tenido un ataque de pánico, sino que ella tuvo mucho miedo y se desesperó cuando vio que no estaba enganchada”, insistió el piloto.

"Cuando traté de ayudarla me di cuenta que no estaba enganchada y cayó", dijo Salazar.

natalia vargas parapente 2.jpg

Salazar recuerda que que mientrasl armaba el equipo en el despegue y le colocaba las perneras Natalia le pidió que la dejara ir hasta donde estaba su amiga alemana (con quien compartiría el despegue) para darle las instrucciones en alemán. “Ese fue un momento de distracción de mi rutina (de armado del equipo), pero para mí estaba totalmente enganchada. Para mí sí le puse la pernera, no entiendo en qué momento se pudieron haber soltado”, sostuvo el piloto, quien aseguró que de estar bien colocados los arneses, muy difícilmente se suelten.

Parapente
Parapente
Parapente

“Yo admito que pudo haber un error humano, una distracción. Estoy consciente y asumo las consecuencias que esto puede traer para mí. Ha sido una fatalidad, pero estuve y estoy a disposición de la Justicia, de hecho ayudé con la búsqueda desde un parapente en el que volé como pasajero el día de la caída. Entiendo que tiene que haber una investigación y asumo las consecuencias”, resaltó.

Temas