Fue a llevar flores a su bebé y descubrió que se lo habían robado: "Pido poder recuperarlo para que tenga un descanso"

04 de enero de 2018

El pequeño había fallecido hace dos semanas cuando Alberto Aranda y su esposa Mara fueron al cementerio de Otamendi, pero notaron que el cadáver no estaba.

Alberto Aranda y su esposa Mara no tienen consuelo: fueron durante Navidad a llevarle flores a la tumba donde estaba su bebé, que había muerto hace dos semanas pero el cuerpo no estaba en el cajón. Ahora hacen un pedido desconsolado para que recuperen el cadáver.

Cadaver bebe Otamendi robado

"Solo pido como padre, como ser humano, poder recuperar el cuerpo de mi hijo para que tenga un descanso y tenerlo en un lugar donde podamos llevarle una flor", declaró

"Esto ya había pasado hace siete meses y no cambiaron nada porque no pusieron vigilancia, cámaras ni arreglaron el perímetro como habían prometido", denunció a 0223.

"Pido como padre poder recuperar el cuerpo de mi hijo para que tenga un descanso"

Mientras tanto, en la investigación a cargo de la fiscal Ana María Caro ya se realizaron rastrillajes en distintos puntos del partido de General Alvarado que no arrojaron resultados.

"Vivimos en un pueblo chico, alguien tiene que haber visto o saber de qué manera ingresaron al depósito”, lamentó. Al respecto también agregó que muchísima gente que trabajó en los últimos años en el lugar” tiene “la llave del candado que nunca se cambió".

"Es frustante y muy doloroso lo que pasó, solamente pedimos que nos ayuden a encontrar el cuerpo de mi hijo", lamentó por su parte Mara.

Temas