Apareció con vida el mochilero que se había perdido en el Cerro Tronador

16 de enero de 2018

Era buscado desde hacía 10 días. Lo encontraron en "muy buen estado" de salud. Estuvo desorientado y perdido todos estos días, aseguró el rescatista.

Tras 10 días desaparecido, el joven turista que se había perdido en el Cerro Tronador, en Río Negro, fue hallado este martes en cercanías del lugar donde había sido visto por última vez y, según contaron los rescatistas, estaba "muy entero psicológicamente" y "había administrado muy bien la comida".

"¡Nunca pero nunca pierdas las esperanzas! Joaquín Santos volviendo a ver a su familia", informó la Comisión de Auxilio (CAX) del Club Andino Bariloche a través de su cuenta de Twitter.

El joven de 28 años fue encontrado por autoridades provinciales en la zona cercana a la Laguna Ilón, desde donde había partido el sábado 6 de enero con destino a Pampa Linda.

Pese a haber pasado 10 días caminando por la zona andina, Santos, que se dedica a la programación, apareció en buen estado de salud y fue trasladado hasta un hospital local a modo preventivo.

"Estaba en muy buenas condiciones. Habrá tiempo para tratar de averiguar qué fue lo que pasó. Estuvo desorientado y perdido todos estos días. Apareció en un lugar que no es donde estuvo todo este tiempo", subrayó Martín Raffo, miembro de la CAX en conferencia de prensa.

Durante esos 10 días, personal de la Comisión de Auxilio, de Parques Nacionales y la Policía rionegrina trabajaron para hallar al turista.

Más de 80 rescatistas se desempeñaron en las tareas para localizarlo, así como también se incluyeron en el operativo helicópteros, drones y perros.

En tanto, uno de los rescatistas llamado Jorge indicó que "no eran las mejores zonas para que los perros se desenvolvieran: zonas muy cerradas, precipicios".

"Pasamos por una lomita y el perro se fue hacia una persona que venía caminando con una mochila. Y le dijimos: `¡Sos vos!´. Ahí, él preguntó: `¿Quién?´. Ahí empezaron los abrazos, llantos, una alegría increíble. Lo sentamos, le sacamos la ropa mojada, le dimos comida. Salvo los pies fríos y algunas lesiones, se lo veía bastante bien", relató.

Asimismo, el rescatista subrayó que Santos estaba "muy entero psicológicamente por el tiempo que llevaba perdido" y destacó "tenía mucho manejo de la situación, porque había administrado la comida".

"Nos contó que comió 250 gramos de comida por día y todavía le quedaba, porque no sabía cuánto tiempo iba a estar ahí. Tenía intenciones de volver a hacer la carpa y seguir luchando por sobrevivir, porque se entendía en una situación crítica, de emergencia", resumió el cordobés.