¿Por qué la adolescencia ahora dura cinco años más?

19 de enero de 2018

Hasta ahora se consideraba que una persona dejaba de ser adolescente a los 19 años. Sin embargo, los cambios en la sociedad han llevado a que esta etapa se prolongue durante cinco años más.

Según un artículo de la revista médica The Lancet, la adolescencia dura desde los 10 hasta los 24 años, cinco más de los 19 que hasta ahora eran considerados como el momento de superación de esta etapa de la vida.

Los autores de la nota explicaron que para entender este cambio en el desarrollo juvenil hay que tener en cuenta varios factores: la prolongación de la fase educativa y la demora a la hora de casarse o tener el primer hijo.

La pubertad, que indica el comienzo de la adolescencia, está biológicamente determinada por la actividad del hipotálamo, que a su vez genera hormonas que activan la glándula pituitaria y las góndolas, según detallan en el artículo. Las mejoras de nutrición y salud como consecuencia del desarrollo industrial han adelantado en el tiempo este proceso, como también el crecimiento del cuerpo y del cerebro, el cual actualmente continúa hasta pasados los 20 años.

En este sentido, en los últimos 40 años se ha retrasado la adopción de roles y responsabilidades como el matrimonio, tener hijos o alcanzar la independencia económica. En Argentina, por ejemplo, la edad media de los hombres para el matrimonio es de 34,1 años y la de las mujeres de 33,2, casi cinco años más que en 1990.

adolescentes 3.jpg

Una de las autoras del informe, la doctora Susan Sawyer, de la Universidad de Melbourne, en Australia, defendió la importancia de institucionalizar este cambio para asegurar que la legislación se mantenga actualizada y permitir, por ejemplo, que las ayudas a los jóvenes se extiendan hasta los 25 años.

Sin embargo, el experto en sociología parental Jan Macvarish, de la Universidad de Kent, en Inglaterra, aseguró que reconocer la ampliación temporal de la adolescencia demostraría que la sociedad ha reducido sus expectativas para la siguiente generación, cuando no es “necesariamente infantil” pasar la década de los 20 en la Universidad o probando diferentes trabajos.