-

-

Presión, tarifazos y ajuste: las familias argentinas sufrirán más con la llegada de febrero

Por: Catriel Etcheverri
01 de febrero de 2018

Una familia compuesta por una pareja con dos hijos necesitó en diciembre pasado 16.677 pesos para cubrir sus necesidades básicas según el INDEC y sin tener en cuenta el pago de un alquiler de vivienda o cuarto. Sin embargo el 40% los hogares argentinos tuvieron ingresos inferiores a los 18 mil pesos.

Aunque en plena campaña electoral el ahora presidente Mauricio Macri había asegurado que lo más fácil de su gobierno sería bajar la inflación, la realidad -dos años más tarde- parece haberle demostrado que pecó de confiado o bien que su política anti inflacionaria lejos de está de ser tan efectiva como creía.

A ese complejo panorama que obligó al gobierno a cambiar en diciembre pasado la meta de inflación prevista para este año, febrero promete poner presión otra vez sobre los precios con una nueva serie de tarifazos y las familias deberán ajustarse aún más.

Evolución de la Canasta Básica Alimentaria

Embed

Este jueves comenzará a aplicarse un nuevo aumento en la tarifa de luz; que con la suba de diciembre pasado alcanza un acumulado del 65%.

Además, viajar en colectivo, subte o tren será más caro, así como también la medicina prepaga. Así, se prevé que la inflación en febrero tendrá un piso de al menos dos puntos.

Cuando comienza a prepararse el terreno para las discusiones paritarias a las que el gobierno intenta imponer un techo del 15% sin cláusula gatillo, el impacto de los tarifazos sobre los ingresos familiares es cada más pesado.

Evolución de los Servicios del Hogar

Embed

De acuerdo con el último informe sobre la Evolución de la distribución del ingreso del INDEC correspondiente al tercer trimestre de 2017, la mitad de los argentinos gana menos de 10.750 pesos al mes. Ese piso se eleva a 12 mil pesos cuando se tiene solo en cuenta a la población ocupada.

El mismo informe advierte que cuatro de cada diez hogares argentinos tienen ingresos menores a los 18 mil pesos, apenas por encima debajo de la Canasta Básica Total (CBT) que midió el INDEC para el mismo período y que se ubicó en los 16.677,44 pesos. Si se tiene en cuenta que la CBT no contempla el pago del alquiler de una vivienda o una pieza de hotel, la proporción de hogares que no llega a cubrir sus necesidades básicas es aún todavía mayor.

Por caso, en la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, la situación es sensiblemente más grave. La Dirección General de Estadística y Censo del ministerio de Hacienda de la ciudad de Buenos Aires advirtó que en diciembre de 2017 la CBT porteña se ubicó, para una familia compuesta por una pareja con dos hijos, en 21.525 pesos. De acuerdo con el INDEC la mitad de los hogares argentinos obtiene ingresos por debajo de los 21 mil pesos, menos que la CBT porteña.

Evolución de la Canasta de Bienes y Servicios Mensuales

Embed

Las CBT que miden el INDEC y el gobierno porteño desconocen una dura realidad que viven miles y miles de argentinos: el peso del alquiler sobre los ingresos familiares. En rigor, una familia que debe alquilar una vivienda o un cuarto de hotel para poder vivir junto a su familia deberá tener ingresos muy por encima de esos 18 mil pesos.

En CABA, esa misma familia deberá tener ingresos de al menos 21.525 pesos sólo para acceder a la CBT, sin tener en cuenta un eventual alquiler.

Por caso, los bienes y servicios más básicos en la ciudad de Buenos Aires (alimentos, expensas, luz, gas, agua, transporte, artpiculos de limpieza y de higiene personal, sin tener en cuenta un alquiler) insumen por sí solos 17.741,19 pesos, es decir, el 82,42% de los ingresos máximos de la mitad de los hogares argentinos que asciende a los 21 mil pesos.

Temas