-

El casco de Fernando Pastorizzo y una pieza clave para esclarecer el caso

30 de enero de 2018

Tras la segunda declaración de Nahir Galarza, quien confesó que mató a su ex novio, los peritos miran en especial la escena del crimen.

Los peritos del caso de Fernando Pastorizzo estudian con particular atención la posición y el estado de la moto del joven de 20 años que fue asesinado por su ex novia, Nahir Galarza, porque podría contradecir el testimonio de la joven de 19.

Además, la posición de los cascos de la pareja, que quedaron tirados en el suelo a un metro y medio del cuerpo del muchacho, tirarían abajo el relato de Galarza en su última declaración indagatoria.

La joven explicó que discutió con Pastorizzo, que él tenía el arma del padre de ella en su poder y que ambos se cayeron de la moto de él cuando ella logró agarrar la pistola y le disparó.

Escena del crimen de Fernando Pastorizzo
Escena del crimen de Fernando Pastorizzo
Escena del crimen de Fernando Pastorizzo

El fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa, afirmó que no hay "evidencia corporal" en el cuerpo de Pastorizzo de una caída desde un vehículo en movimiento. Además "la falta de roturas significativas en el rodado" hacen sospechar a los investigadores.

Allegados a Pastorizzo afirmaron que el muchacho siempre llevaba el casco cuando andaba en su moto, un detalle que se suma a la falta de evidencia de un accidente o vuelco sobre la calle General Paz al 400 en Gualeguaychú.

Además, una vecina de Nahir declaró que la pareja no tenía puestos sus cascos al salir de la casa de los Galarza el 29 de diciembre pasado, justo antes de la muerte de Pastorizzo.

Temas