"Quiero al menos tener un fin de semana con él": el drama de los papás que no pueden ver a sus hijos

Por: Gimena Luz Figueroa
04 de febrero de 2018

Muchos hombres luchan por tener tiempo de calidad con sus hijos tras una separación conflictiva con sus mujeres y aseguran que la justicia los perjudica. Tres casos que conmueven.

"Cada vez que lo veo me dice que me ama y que me extraña. Quiere quedarse conmigo", cuenta entre lágrimas Damián, papá de Mateo, un nene de 8 años a quien no ve desde hace un mes y medio por una denuncia de su ex.

Su historia se suma a la de muchos padres argentinos que luchan a diario por lograr un vínculo con sus hijos a quienes definen como "rehenes de un conflicto entre grandes".

Es que las acusaciones son cruzadas: los padres denuncian impedimento de contacto con sus hijos y las madres por el incumplimiento con la cuota alimentaria. Las causas se archivan en un sistema judicial colapsado y los que salen perdiendo son los chicos.

Un régimen de visitas que no se controla

Quienes definen los regímenes de visitas no pueden ordenar que se cumpla. De eso se encarga el fuero correccional y/o penal, donde pueden demorarse hasta seis meses el tratamiento de las denuncias hechas en comisaría.

"Si vos la vas a denunciar, no vamos a hacer ningún régimen de visitas".

"Mi conflicto comenzó cuando me separé. Al principio el acuerdo era de palabra hasta que un día mi ex puso un abogado y no me dejó ver más al nene. Estuve 4 meses sin verlo, después mediante el secretario de la jueza de Tigre, que estaba con nuestro caso, lo pude volver a ver, pero ahora de nuevo no lo puedo ver", relata Damián a minutouno.com. Admite que fue denunciado por su ex pareja por violencia y acoso, que no fueron comprobadas.

Es que según coinciden la mayoría de los padres en esta situación, los expedientes son archivados sin efectuarse ningún tipo de medida, ni siquiera para corroborar la veracidad de la denuncia o para certificar que los menores aún residan en el domicilio materno.

WhatsApp Image 2018-01-04 at 19.06.35 (1).jpeg
<p>Walter junto a su hijo </p>

Walter junto a su hijo

"Cuando fuimos a hacer una conciliación yo dije que la iba a denunciar por injurias y me dijeron: 'si vos la vas a denunciar, no vamos a hacer ningún régimen de visitas'", agregó angustiado y expresó: "Me obligan a callarme todo y no puedo publicar nada en las redes sociales. Esto es una guerra entre nosotros dos y ella usa al nene como escudo".

"Nunca supe que fui padre"

El caso de Nicolás es conmovedor. Conoció a su hija recién cuando tenía 3 años: su mamá le había ocultado su nacimiento y había desaparecido después de que se separaron. Años después regresó y le reveló que había sido padre y que ahora necesitaba la cuota alimentaria.

"Cuando mi ex vuelve a aparecer y me cuenta sobre mi hija no lo podía creer. Al principio me emocioné, después me enojé hasta que respiré hondo y acepté lo que me tocaba. La conocí y no dudé de que fuera mi hija. Traté de generar un vínculo, ese que me robaron durante tres años", relató.

“Hoy la veo sólo dos o tres veces por mes cuando voy a pagar la cuota".

Nicolás comenzó a pagar la cuota y a vincularse con la nena. Comenzó viéndola tres veces por semana y algún fin de semana que otro. Hasta que un día, la mamá comenzó a negarle las visitas.

"La llamaba y no me atendía. Iba a la casa y no contestaba. Llega la fecha de entregarle el dinero de la cuota y aparece y me deja ver a la nena. Pero con una advertencia: no quiere que le diga más 'hija', que le iba a decir que era un amigo".

Desde ese día todo cambió. "Hoy la veo sólo dos o tres veces por mes cuando voy a pagar la cuota. Hasta ahora no había abogados en el medio, pero va a tener que intervenir la Justicia y no sé si es para mejor o para peor. Yo sólo quiero ver a mi hija", completó.

"Tengo un régimen de convicto"

Walter es otro de los papás que contó su calvario a minutouno.com. "Todo comenzó cuando ella me negó a Joaquín, no me lo dejó verlo más. Y si lo veía era sólo con ella presente".

"A mi hijo lo veo pocas horas por semana, nunca lo tengo un fin de semana completo. No puedo organizar un plan con él. En muchas audiencias yo planteé tenerlo un fin de semana, pero no accedieron. La madre negaba por negar. Sólo pedí ampliar un poquito más el horario", expresó conmovido.

"Mi hijo quiere estar conmigo".

"No puedo ir a buscarlo al colegio. Fue la fiesta de fin de año y nunca me enteré. Es muy difícil. La justicia no dice nada, es para los que tienen plata y rápida para lo que conviene", agregó.

Como un clamor, Walter sólo pide tener días de ocio con su hijo: "Quiero tener vacaciones con él y modificar el régimen de visitas. Quiero tener al menos un fin de semana con mi hijo, poder ir a buscarlo al colegio. Sólo eso pidoMi hijo quiere estar conmigo...".

"Me denunció por violencia y nadie vino averiguar si soy violento y agresivo. Estuve seis mes sin poderlo ver… Tengo un régimen de convicto”, completó.

Temas