Estar en el Super Bowl sale más caro que presenciar todo el Mundial de Rusia

04 de febrero de 2018

Este domingo se llevará a cabo uno de los eventos más convocantes del deporte mundial: el 52º Super Bowl, que en esta ocasión enfrentará a los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia en el campo de los Vikings de Minnesota.

Embed

It all comes down to this... #SBLII : @ben_liebenberg/NFL

Una publicación compartida por NFL (@nfl) el

Como cada año, la final de la NFL (National Football League) estadounidense estará en el centro de la atención del mundo. Y sus números, una vez más, no dejan de sorprender.

UNA FORTUNA POR ESTAR AHÍ

Además de los millones por segundo que cuesta cada publicidad, los precios de las entradas, en esta oportunidad, toman aún más relevancia teniendo en cuenta la cercanía de otro de los eventos más atrayentes del deporte: el Mundial de Rusia.

Y en este contexto, según los datos que recoge Ámbito Financiero, el ticket más económico que aún queda disponible es más caro que las siete entradas para ver todo la cita mundialista.

Cabe destacar que las 66.655 localidades que se pusieron en venta se agotaron rápidamente, con precios que van desde los US$950 a los US$5000.

Pero claro, como suele suceder, resulta prácticamente imposible comprar las entradas por la vía tradicional. Según publicaron distintos medios especializados, la gran mayoría de las entradas denominadas "oficiales" se venden junto a paquetes turísticos que ofrecen otros servicios antes, durante y después del cotejo.

Es por eso que suele tomarse como referencia el valor que exhiben distintas páginas on line: si bien se trata de reventa, no es ilegal ya que está reglamentada. En esos sitios, puede conseguirse prácticamente cualquier ubicación y el precio promedio ronda los US$5700. Supera así la media del año pasado, que de por sí había batido un récord.

Los US$20 millones que se cobran para acceder a uno de los palcos es la entrada más cara disponible actualmente.

NFL.jpg
Infografía <i>ambito.com</i>
Infografía ambito.com

¿Y EL MUNDIAL?

A la hora de la comparación, el boleto más económico de los que quedan disponibles en las páginas de reventa "legales" ronda los US$4000, un número superior a lo que costaría comprar las siete entradas para ver toda la Copa del Mundo de fútbol.

Según los precios oficiales exhibidos en la página de la FIFA, las entradas más caras para ver a una selección en la primera ronda salen US$210 por partido (son tres encuentros en total). Para presenciar un choque de octavos de final deben desembolsarse US$245, para los cuartos de final US$365, la semi US$750 y la final US$1100.

En total, entonces, para ver a un equipo que podría proclamarse campeón mundial durante todo el certamen se necesitarían US$3.090.

Lógicamente, esos valores aumentarían en una hipotética reventa, pero desde la FIFA buscan controlarla al máximo con la implementación de la tarjeta de identificación denominada FanID.

EL ESPECTÁCULO DEPORTIVO MÁS ATRAYENTE

El año pasado, el Super Bowl fue visto por 111 millones de personas, en lo que terminó siendo la quinta transmisión más vista en la historia de la televisión.

En comparación, el evento televisivo más grande del año pasado fue la ceremonia de los Premios Óscar que, de acuerdo a los reportes dados a conocer luego del evento, fue visto por 33 millones de espectadores.

Embed

Super Bowl Goals. #SBLII

Una publicación compartida por Justin Timberlake (@justintimberlake) el

Por su parte, el espectáculo artístico musical del medio tiempo también se convirtió en el segmento más visto del Super Bowl y de ahí la importancia de colocar la publicidad. Este año, el artista responsable de actuar será el cantante estadounidense Justin Timberlake.

Temas