-

"Lo volvería a hacer": la palabra del policía que mató al ladrón que atacó al turista en La Boca

01 de febrero de 2018

El efectivo mató a un delincuente de 18 años que estaba armado con un cuchillo. La justicia investiga si actuó con exceso de fuerza.

Luis Oscar Chocobar, el efectivo de la policía local de Avellaneda que el 8 de diciembre pasado mató a un delicuente que acababa de apuñalar al turista estadounidense Frank Joseph Wolek en el barrio porteño de La Boca, aseguró este jueves que "lo volvería hacer".

Chocobar, de 30 años de edad, es investigado por la Justicia, que lo procesó en el marco de la causa en que se investiga si actuó con exceso en el "uso de su legítima defensa" al repeler el supuesto ataque del delincuente.

chocobar1.mp4

El juez Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, le trabó además un embargo por 400 mil pesos.

Según contó a los medios, Chocobar vio "a los chicos atacando a Wolek, llamo al 911 y pido ambulancia urgente. Logro visualizar la situación, a los chicos con el turista. El turista me levanta la mano pidiendo ayuda, los muchachos salen corriendo y el turista cae desvanecido. Le trato de presionar con mi mano en la herida, le salía mucha sangre, me asusté, y llegaron más personas para ayudarlo".

luis chocobar.jpg
Luis Oscar Chocobar, policía de Avellaneda
Luis Oscar Chocobar, policía de Avellaneda

Y siguió: "Todo el tiempo avisé al 911, cuando los comencé a correr se sumaron otras tres personas. A una cuadra y media, esas personas lo habían detenido y el malviviente los empieza a atacar, les quería robar a ellos también. En ese momento me doy cuenta que están en peligro las vidas de estas personas, doy la voz de alto policía, cuando veo que hace caso omiso comencé a disparar al aire, le grité que se tirara al piso, pero salió corriendo, llegó a la esquina y giró, me miró, hizo unos pasos y vino hacia mí. Iba a atacarme, ahí doy otras detonaciones, siempre de la cintura para abajo".

El delincuente, identificado como Pablo Kukok de 18 años, fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado de urgencia por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon como consecuencia de los disparos de Chocobar. Kukok nunca se recuperó y murió cinco días más tarde.

"Esto me indigna, uno trata de actuar de buena forma y buena fe, yo siento que cuidé a esa gente y me cuidé a mí, pensé que hacía lo correcto. Yo creo que hice lo correcto", insistió.