-

El chico que viaja por Europa alojándose en las casas de sus "citas" de Tinder

07 de febrero de 2018

Puede que sobren las apps para encontrar hoteles, departamentos y hostels, pero él prefiere enamorarse en cada paso del viaje.

Se podría decir que el amor es lo que mueve a Anthony Botta, un belga de 25 años que lleva meses viajando por Europa gracias a sus citas de Tinder. En vez de gastar en hoteles, el muchacho se aloja en las casas de sus citas.

Muchas personas reservan hoteles o pactan alquileres de temporales de departamentos, pero Botta ya lleva recorridos ocho países gracias a la hospitalidad de 21 mujeres de entre 22 y 45 años, informó el sitio NewsHub.

zebotta 2.jpg
Botto consigue todas las noches un nuevo amor que lo acoja
Botto consigue todas las noches un nuevo amor que lo acoja

Botta explicó que "sólo hace falta ser educado" y mantener los sentimientos fuera del plan, no así la intimidad y el sexo porque, después de todo, conoció a sus anfitrionas por Tinder.

Embed

You move different when you know your value.

Una publicación compartida por Tinder Surfer (@zebotta) el

"A veces me quedo en el sofá, a veces me dan un cuarto privado, y no voy a negar que pasan cosas", confesó Botta, que solo una vez se enganchó con una anfitriona: "Hicimos click super bien... fue un poco doloroso irse", expresó.

De dormir en escuelas abandonadas, casas pintorescas y hasta un departamento sucio donde la anfitriona lavaba los platos en la ducha, Botta vio -y conquistó- de todo.

zebotta life.jpg
Botto, de 25 años, tiene un gran futuro por delante
Botto, de 25 años, tiene un gran futuro por delante

En vez de "couch surfing", cuando el huésped duerme en el sofá del anfitrión por un precio módico, Botto hace "Tinder surfing" y le saca el máximo provecho a la app de citas, y a las relaciones ocasionales.

Temas