Toma de escuelas: los padres deberán retirar a sus hijos o hacerse cargo del vandalismo

14 de febrero de 2018

El gobierno porteño lanzó un plan de acción para actuar en el caso de las tomas de colegios. Ahora, los adultos serán responsables de todo lo que ocurra dentro de las instituciones. El manual está dirigido a las autoridades escolares.

El Ministerio de Educación porteño dio a conocer un programa para aplicar durante eventuales tomas de escuelas y cargó las responsabilidades en los padres de los alumnos, ya que éstos deberán hacerse cargo de lo que ocurra en el interior de los establecimientos educativos.

El objetivo es evitar que los estudiantes utilicen esta modalidad de protesta que en 2017 se repitió en 30 escuelas porteñas. Hasta hubo una denuncia de abuso sexual de una alumna durante una toma en el Nacional de Buenos Aires.

Según publica el diario Clarín, las pautas de acción fueron hechas para responder a las inquietudes de las autoridades de las escuelas, que en muchos casos no sabían qué hacer en medio del problema.

Escuelas tomadas

“En condiciones normales, el rector es responsable del patrimonio y de los chicos. Pero cuando el rector no puede hacerse cargo por una toma, deberá informar a cada una de las familias que debe ir a buscar a sus hijos. Y en momento de toma se suspende la autorización para que los chicos puedan salir de la escuela solos. Si los padres dicen que ellos eligen que los alumnos se queden en la escuela, se asentará eso en un acto para luego saber a quién cobrarle en caso de vandalismo”, detalló la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

En este sentido, pidió que la Justicia "se ponga los pantalones largos y diga qué vale más: el derecho al reclamo o el derecho a la educación”.

Con este instructivo, los rectores deberán dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME. También tendrán que labrar actas con registro fotográfico del estado del patrimonio del establecimiento, al inicio y finalización de la toma, que deberán ser elevadas jerárquicamente a la máxima autoridad del Ministerio de Educación.

“Es importante aclarar que se le hará saber a los padres o quien ejerza la responsabilidad parental que no retiren a los alumnos del establecimiento educativo, que serán responsables de los daños o circunstancias ocurridas durante el tiempo que dure la toma”, dice la información oficial.

Temas