Después de 25 años licitan el Subte: la Ciudad pagará al operador por los kilómetros recorridos

20 de febrero de 2018

El llamado a licitación es nacional e internacional. La empresa adjudicada se hará cargo a partir de enero de 2019. Este año el boleto aumentará dos veces y llegará a valer $12,50.

El gobierno porteño convocará este martes a empresas locales e internacionales a participar de la licitación del servicio del subte con el objetivo de que, en enero de 2019, se trabaje "bajo un nuevo y más eficiente contrato de operación del transporte" y se garantice la continuidad de los puestos de trabajo.

El llamado a licitación será publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad y llegará un año y medio después de las primeras recorridas que funcionarios de Subterráneos de Buenos Aires S. E. (Sbase) realizaron en distintos países para tentar a empresas a participar de la licitación.

Subte Líneas

"Tenemos señales muy firmes de al menos siete empresas de primer nivel de Italia, Francia, Alemania, Inglaterra y Canadá que están interesadas en ofertar", aseguró a Télam Eduardo De Montmollin, presidente de Sbase, durante una presentación a periodistas.

El primer hito del proceso licitatorio llegará en julio, cuando se conozcan las ofertas y la apertura del sobre técnico, mientras que en agosto se darán a conocer las ofertas económicas de las empresas que cumplan con los requisitos y para octubre la firma del contrato con el ganador.

Los requisitos que se exigirán a las empresas ofertantes incluyen: antigüedad de 15 años operando subterráneos de por lo menos 30 kilómetros de extensión, 180 millones de pasajeros transportados anualmente entre 2015 y 2017, experiencia en mantenimiento de infraestructura, material rodante, instalaciones y equipamiento, experiencia en la gestión de proyectos de renovación durante la operación y que -en caso de ser un consorcio- el miembro que aporta la experiencia como operador acredite participación mayoritaria.

"El objetivo es que el traspaso e inicio de las operaciones comience en enero del año próximo y continúe el proceso de mejora del servicio a los usuarios", afirmó Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, presente durante la exposición.

molinetes subte

Las principales diferencias en el contrato pasan por el tiempo de concesión del servicio (que será de 12 años en lugar de 20, con la posibilidad de prórrogas de otros 3) y en el cálculo del monto que le corresponde cobrar a la empresa.

Metrovías -a cargo del servicio desde 1994- cobra un monto fijo por mes y, ante cualquier modificación en los costos de operación, debe negociar un aumento con el gobierno.

En cambio, el nuevo contrato estará basado en la unidad "coche kilómetro recorrido", lo que significa que el operador cobrará una tarifa fija en pesos por cada kilómetro que recorra cada vagón.

"Esto hace que los meses en los que haya una menor circulación de trenes se pague menos que en los que hay más demanda de servicio, fundamentalmente por una mayor cantidad de días no laborables", aclaró Moccia.

Por otra parte, permitirá que en caso de que se extienda el horario del servicio o se construyan nuevas líneas, no sea necesario renegociar el contrato, haciendo más ágil el sistema.

"Hoy no hay línea en la que no se hagan trabajos nocturnos todos los días. Por eso no podemos ampliar el horario, pero una vez que los terminemos (hacia fines de 2019) estaremos en condiciones de, al menos desde el punto de vista técnico, hacerlo posible", admitió De Montmollin.

Subte

En cuanto los puestos de trabajo, el presidente de de Sbase aseguró que "están completamente garantizados. La inmensa mayoría de los que brindan servicio en el subte trabajan en planta permanente, por lo que no habrá ningún problema en el traspaso de empresa", dijo.

Otra de las ventajas del nuevo contrato, explicó Moccia, será la instalación de un sistema de monitoreo permanente que permita a Sbase "tener acceso a la información online de la operación de la compañías".

Por último, la nueva concesión no modificará las responsabilidades que hoy tiene el gobierno, que seguirá a cargo de la definición de la tarifa, las inversiones para la mejora y extensión de la red, la compra de nuevos coches y la seguridad de los pasajeros en estaciones y trenes.

Mientras tanto, durante este año, habrá dos nuevos aumentos en la tarifa del subterráneo, que actualmente cuesta $7,50. En abril pasará a valer $11 y en junio, $12,50.

Temas