Estados Unidos: perdonaron a uno de los tres condenados a muerte media hora antes de la ejecución

22 de febrero de 2018

Se trata de la jornada más mortal perpetrada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos desde 2010.

Eric Branch y Doyle Lee Hamm podrían ser ejecutados este jueves a última hora en prisiones de Florida y Alabama en lo que será la jornada más mortal perpetrada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos desde 2010.

El tercer condenado a la Pena Capital, Thomas "Bart" Whitaker, fue perdonado 30 minutos antes de la ejecución gracias a una campaña liderada por su padre, el único sobreviviente de su masacre, informó el sitio NBC.

Whitaker, de 38 años, recibió el perdón del gobernador de Texas, Greg Abbott. El hombre fue condenado a recibir la inyección letal por contratar a un amigo, Chris Brashear, para matar a sus padres y su hermano en 2003.

whitaker.jpg
Le perdonaron la vida a Whitaker para no hacer sufrir más a su madre
Le perdonaron la vida a Whitaker para no hacer sufrir más a su madre

Kent Whitaker, padre del asesino, sobrevivió a la masacre y hasta último momento pidió a la Justicia de Texas que le perdone la vida a su hijo, que mandó a matar a la familia para cobrar una herencia de 1.5 millones de dólares, informó el sitio ABC13.

Quizás por la fuerza de la imagen de un padre dispuesto a perdonar a su hijo matricida y fraticida es que la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas recomendó al gobernador que use su autoridad para conmutar la pena de Whitaker.

Branch, de 47 años, fue condenado por la violación y asesinato de una estudiante llamada Susan Morris en el estacionamiento de la Universidad del Oeste de Florida en 1993, informó el sitio News4Jax.

Hamm, de 61, padece cáncer por lo que sus abogados pretenden que la Corte Suprema cambie la sentencia a cadena perpetua.

De lo contrario morirá este jueves en la prisión Holman de Atmore por asesinar de un balazo al empleado de un hotel en 1987, informó el sitio Al.com.

Temas