-

-

-

"A ese baño no se puede entrar": el minuto a minuto de la detención del asesino de Camila Borda

26 de febrero de 2018

"El baño tiene una cañería rota. Está lleno de agua. Ahí no se puede pasar", le dijo José Carlos Varela a la policía que requisaba la vivienda de la la quinta de la que era casero. Su coartada duró segundos.

Varela estaba con el torso desnudo, la mirada perdida y con actitud esquiva ante las preguntas de los que estaban por detenerlo tras haber abusado sexualmente y asesinado a Camila Borda, la nena de 11 años que vivía enfrente y había salido como todos los días a comprarle el pan a su familia.

"La entrada de la casa quedaba a varios metros de la tranquera. Por eso tardó en responder. Desde el primer momento, se mostró con una actitud evasiva, como si no quisiera que nadie entrara", afirmó el fiscal de la causa, Sergio Terrón a los medios. El funcionario pedirá prisión perpetua para el salvaje homicida.

José Carlos Varela era hasta el domingo a la tarde un extraño vecino del barrio Ricardo Rojas de Junín. Vivía en una quinta de la calle Arias 1559. "Estaba espiando todo el tiempo desde la tranquera. A veces se escondía en el descampado atrás de las plantas. Creo que había hablado al menos una vez con todos los chicos de acá", afirmó al Diario Junín Romina, una vecina de la zona.

Tenía tres perfiles de Facebook distintos. En uno se mostró con una pareja, en otro tenía sólo a mujeres de menor edad a la suya (tiene 40) y en un tercero contactos de todo tipo.

José Carlos Varela
Los tres perfiles de José Carlos Varela
Los tres perfiles de José Carlos Varela

Cuando lo detuvieron, Varela se mostró reticente desde que la policía llegó al lugar. Lo llamaron con sirenas y con aplausos desde la tranquera. Tras varios minutos se resignó y salió a permitir el allanamiento. Estaban vestido sólo con un viejo pantalón verde de trabajo.

Los efectivos requisaron cada ambiente. Varela lo mostraba con calma ya que en planta baja no hbía nada que ocultar. Cuando le preguntaron sobre el piso superior, el asesino de Camila dijo que era un baño inutilizable e inaccesible. La coartada, fácilmente desbaratable, le duró unos segundos.

Los policías subieron al baño y se encontraron con la peor de las escenas. Camilita yacía en una bolsa de consorcio con las manos atadas y un cable alrededor del cuello. Rápidamente redujeron a Varela. Lo esposaron y lo bajaron. En otra de las habitaciones de la planta alta estaba la bicicleta de la pequeña víctima.

CASI LO LINCHAN

junin.mp4

“Pueblo chico, infierno grande”, reza el refrán. Junín, la ciudad natal de Eva Perón, no durmió la sagrada siesta dominical y cientos de sus 85,420 habitantes se apostaron frente a la casa de Camila para respaldar a la familia. Cuando vieron salir a José Carlos Varela esposado y cuando corrió el rumor, luego confirmado, de que mató a la nena lo quisieron linchar.

Registramos dos móviles incendiados, tres efectivos con fracturas de tabique y pérdida de piezas dentales. Incluso, la madre de la niña sufrió un piedrazo en el hombro", advirtió el fiscal Terrón.

A raíz de los incidentes hubo 10 nuevos detenidos.

ABUSO SEXUAL

Según el fiscal, las pericias sobre el cuerpo de Camila revelaron que la chica de 11 años fue abusada sexualmente antes de perder la vida.

el análisis sobre el cuerpo de Varela también evidenciaba signos de violencia: "La chica se había defendido. El hombre tenía heridas de defensa. Tenía sangre en sus manos y sus brazos, muchos rasguños", completó.

Carlos Varela no tenía antecedentes, pero de acuerdo a los vecinos, estaba obsesionado con los niños del barrio. Algunos vecinos denunciaron también que hace unos días intentó cometer otro ataque sexual a una niña de tres años llamada Lola.

carlos varela2.jpg
Así fue detenido Varela
Así fue detenido Varela

El almacenero del barrio negó haber recibido la visita de Camila durante esa mañana. La chica nunca llegó con su bicicleta al comercio para comprarles los cigarrillos a sus padres. Varela la interceptó para cometer el más aberrante de los crímenes terminando con su corta vida para siempre y destrozando a su familia. Si le dan lugar al pedido del fiscal, el violador y asesino pasará muchos años en la cárcel.

Temas