La sospecha de la madre de Camila: "La dueña de la quinta sabía a quién metía acá"

27 de febrero de 2018

La mujer aseguró que su vecina siempre le faltó al respeto."Me trató de todo y jamás le dije nada porque soy una mujer respetuosa", dijo. El dueño de la quinta manifestó que el casero es un hombre introvertido.

Alejandra Barzabal (34) la mamá de Camila Borda (11) habló por primera vez con los medios y apuntó contra los dueños de la quinta que cuidaba José Carlos Varela (40), el único acusado por la muerte de su hija.

Mamá de Camila

“Esta Basura fue un montón de veces a buscar herramientas a mi casa. Cuando la vieja lo tenía trabajando ahí en el campo, se le prendió fuego el campo y nosotros le dábamos el agua”, dijo la mujer a los medios.

"Ningún violador tiene que estar en la calle".

La casa que Camila compartía con su mamá, su padrastro y sus ocho hermanos y hermanastros, queda a unos 30 metros en diagonal de la entrada de la quinta que cuidaba Varela.

La dueña de acá a nosotros nos rompió la cabeza, siempre se la agarraba con nosotros, siempre me basureó, me faltó al respeto. Me trató de todo y jamás le dije nada porque soy una mujer respetuosa, pero hoy que no la vea porque le hago pedazos el auto porque a mi hija no me la devuelve nadie”, aseveró Barzabal.

En ese sentido, los vecinos del barrio Ricardo Rojas advirtieron que la relación con la dueña de la casa era bastante tensa. "Ella siempre se quejaba de los ruidos, de que teníamos los animales sueltos y no sé qué otra cosa más. Bueno, ahora ella tiene un asesino suelto dentro de la casa, que responda ante eso", afirmó uno de los vecinos. Varela había sido contratado hace unos meses por la familia Pagella para que se encargara del mantenimiento del parque de la quinta.

camila junín.jpg
Camila, de 11 años
Camila, de 11 años

En tanto, el dueño de la quinta donde apareció la niña sin vida habló por primera vez desde el crimen y aseguró que el casero es un hombre extremadamente introvertido y que hasta el momento no había tenido ningún tipo de comportamiento extraño.

Sin embargo, para la mamá de Camila la impresión de los dueños de la quinta es equivocada. “Ella (la dueña de la quinta) sabía a quién metía acá”, aseguró.


"Que se haga justicia por Camila".

Los vecinos relataron que durante sus largos períodos al aire libre dentro de ese domicilio ubicado en la calle Arias al 1559, Varela siempre trataba de relacionarse con los chicos del barrio Ricardo Rojas.

Incluso, una vecina llamada Romina indicó que días antes del asesinato de Camila, el parquero intentó meter en la quinta a su hija Lola, de tres años. "Mi hija vino y me dijo 'El hombre de enfrente me llama, mamá'".

Hasta el momento, el parquero fue imputado por el delito de "homicidio doblemente agravado por ensañamiento, alevosía y criminis causa". El acusado será indagado este martes por el fiscal Terrón. Dispondrá de la asistencia de un defensor oficial.

“Que pagué porque se merece pagar. Ningún violador tiene que estar en la calle y que se haga justicia por Camila”, dijo Barzabal sobre la pena que podría enfrentar el principal acusado de la muerte de Camila.

Temas