-

-

Bolivia anunció que buscará brindar atención en salud recíproca a argentinos

28 de febrero de 2018

La decisión del gobierno de Mauricio Macri de comenzar a cobrarle a los extranjeros por atenderse en hospitales públicos generó una fuerte polémica que el Ejecutivo boliviano comenzó a desactivar con la decisión de adecuar su legislación.

Luego de la polémica que generó la decisión del gobierno de Mauricio Macri de avanzar en un proyecto de ley para cobrarle la atención médica en hospitales públicos a los ciudadanos de origen extranjero, el canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni anunció este miércoles que el gobierno de Evo Morales buscará adecuar su legislación de modo de que los argentinos gocen de los mismos derecgos que los bolivianos en el país vecino.

"Se hará una adecuación de nuestra norma interna para otorgar atención en reciprocidad para que ciudadanos argentinos gocen de los mismos derechos que los bolivianos en nuestro territorio" sostuvo Huanacuni.

El gobierno de Bolivia reconocerá a los argentinos los mismos derechos que reconoce a sus ciudadanos en materia sanitaria y le quitó argumentos a Cambiemos

El responsable de la diplomacia del gobierno de Morales ratificó además que al momento del inicio de la polémica el Ejecutivo boliviano no había recibido "ningún proyecto de convenio en materia de asistencia médica por parte del gobierno argentino" y destacaba que "la agenda bilateral consensuada" había sido revisada "en detalle y de forma íntegra" el 15 de enero último.

Un supuesto rechazo boliviano a establecer un sistema de reciprocidad fue el disparador que utilizó el gobierno de Macri para activar su plan para negar el acceso universal, libre y gratuito a los extranjeros en los hospitales públicos.

De hecho, apenas instalada la polémica el diputado radical de Cambiemos Luis Petri presentó casi de inmediato un proyecto de ley para restringir la prestación de servicios de salud y educación universitaria a extranjeros que residan en forma precaria o temporaria en la Argentina, vía compensación o arancel.

Apenas estalló la polémica el diputado Petri (Cambiemos) presentó un proyecto de ley para restringir el acceso a la salud y educación superior a extranjeros.

De esta manera Bolvia le quita el argumento al gobierno de Macri. De adecuar su legislación para que los argentinos gocen en territorio boliviano de los mismos derechos que gozan los ciudadanos en ese país no habría impedimento para que los bolvianos gocen en la Argentina de los mismos derechos que gozan los ciudadanos argentinos.

Temas