-

Ante un paro de docentes, la Provincia dictará la conciliación obligatoria

28 de febrero de 2018

Así lo advirtió el ministro de Trabajo, luego de la frustrada negociación paritaria con los gremios, a sólo tres días del inicio de las clases.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires sostuvo este miércoles que el nuevo fracaso en las negociaciones con los gremios docentes "no debería poner en tela de juicio el inicio o no de las clases", pautado para este lunes.

En ese sentido, consultado sobre un eventual paro docente para la semana próxima-cuando debería arrancar el ciclo lectivo en la Provincia-, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, afirmó que la "conciliación obligatoria es uno de los resortes" que tiene la administración de Vidal para garantizar las clases.

"Los gremios tienen que ser responsables de la decisión que tomen", planteó Villegas sobre la convocatoria de los docentes a sus congresos para este viernes con el objeto de definir si adoptan medidas de fuerza.

Y subrayó: "Hemos manifestado que dejamos un canal abierto y en función de sus decisiones, vamos a evaluar cuál es el momento oportuno para volver a citarlos", alertó.

Por su parte, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, sostuvo: "Seguiremos trabajando en los próximos días para poder llegar a un acuerdo. Entendemos que no debería poner en tela de juicio el inicio o no de las clases".

Al ser consultado respecto del motivo por el cual la administración de María Eugenia Vidal insiste en no acordar paritarias con una cláusula gatillo, consideró: "No es más que una herramienta".

"Este año la inflación va en descenso", argumentó y aseguró que "en ninguno de los dos años anteriores se perdió poder adquisitivo".

El ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, cuestionó: "¿Por qué los chicos deben ser rehenes de si acordamos o no?".

"Estamos proponiendo ofertas superadoras, pero con los chicos en las aulas", advirtió.