El joven golpeado en Uruguay tiene parálisis facial y perdió la audición de un oído

01 de marzo de 2018

Se trata de Tomás Lacase, el muchacho que terminó con 23 fracturas en la cabeza luego de recibir una paliza a la salida de un boliche. Su agresor quedó en libertad tras pagar una fianza de 10 mil dólares.

El joven cordobés que fue brutalmente golpeado a la salida de un boliche en Punta del Este, Uruguay, tiene parálisis facial y perdió la audición del oído izquierdo. Así lo afirmó su papá, Bernardo.

Tomás Lacase, de 20 años, sufrió 23 fracturas en la cara como consecuencia de la golpiza que le dieron el pasado 21 de enero en la puerta del boliche Ramsés, en Punta del Este.

"Si se toma en cuenta todo lo que ocurrió desde ese día hasta acá, tomando como partida su ingreso al sanatorio, estoy agradecido. Hoy está bien", aseguró el papá del joven cordobés, que sigue en pleno proceso de rehabilitación.

Tomás Lacase
Tomás Lacase fue internado en el Sanatorio Allende de barrio Nueva Córdoba.
Tomás Lacase fue internado en el Sanatorio Allende de barrio Nueva Córdoba.

"Tiene una parálisis facial bastante importante, perdió casi toda la audición del oído izquierdo y le quedó una cicatriz muy grande en la frente, para la cual ya se realizó una cirugía estética, aunque deberán volver a intervenirlo", explicó el hombre en diálogo con Infobae.

Los médicos y familiares están sorprendidos con la evolución del joven. Una de sus rutinas más importantes es la rehabilitación neurológica. "Es un proceso que llevará bastante tiempo, y lo está haciendo en un centro muy importante de Córdoba", agregó Bernardo.

tomas lacase

Su padre contó que Tomás no recuerda nada de esa violenta noche: "Apenas se despertó le mostramos fotos del agresor y no lo reconocía. No se acuerda de nada. Los médicos dicen que es posible que nunca vuelva a hacerlo", aseveró.

Según los testigos de la causa, Bernardo Alcanoni, un abogado mendocino de 29 años, golpeó a Lacase por la espalda y lo tiró al suelo. El agresor quedó en libertad después de pagar una fianza de 10 mil dólares, aunque quedó imputado por "lesiones graves intencionales".

Temas