"No me callo más": la denuncia de una trabajadora del subte acosada por su ex

08 de marzo de 2018

Agustina Ionno relató el hostigamiento que vivió por su ex novio. Llamadas y visitas a cualquier hora, un relato en primera persona sobre el acoso.

“Todas tuvimos ese novio, que nos hizo creer que el amor era dependencia, celos y maltrato psicológico. Bueno yo también tuve ese novio”, comienza el relato de Agustina Ionno, quien es guardia de la línea C del subte y se animó a denunciar el acoso que vivió por parte de su ex pareja.

“Yo no lo veía pero él estaba siempre ahí, recordándome que no me iba a dejar ir porque era la ‘mujer de su vida’”.

La joven posteó en su cuenta de Twitter una carta en la que relata la situación de hostigamiento que vivió. “Ese novio me dijo que me amaba pero me gritó en nuestra segunda cita por hacerlo viajar en tren hasta mi casa, así que decidió que yo vaya a visitarlo a partir de ese momento”, escribió.

Agustina fue delegada del subte y como representante de los trabajadores de metrodelegados tenía que hablar en público y muchas veces dar entrevistas, la joven reveló que muchas veces su ex novio intentaba “ayudarla” moldeando su discurso porque “él sabía más de eso”.

"Una vez me despertó pegándole patadas a la puerta de mi departamento en el nombre del amor".

“Ese novio se enojó a muerte cuando me invitaron a un programa de televisión con un conductor al que llamó ‘misógino’, me invitaron porque era delegada sindical pero según él, iban a tratarme de minita, así que era mejor que no vaya”, escribió.

Embed

Diferentes situaciones fueron pasando hasta que un día Agustina se cansó y decidió dejar la relación pero ahí todo empeoró. Según contó en su carta, el hombre comenzó a perseguirla, acosarla y llamarla sin parar. "Me esperaba en la esquina de mi casa, revisaba mis redes sociales y me cuestionaba cada palabra que posteaba", precisó.

“No lo veía pero él estaba siempre ahí, recordándome que no me iba a ‘dejar ir’ porque era la ‘mujer de su vida’”, contó Agustina.

Según contó la joven, sus compañeros eran testigos del acoso que sufría porque el hombre se iba hasta su trabajo a observarla e incluso a su casa también llegó un día a patearle la puerta. “Una vez me despertó pegándole patadas a la puerta de mi departamento en el nombre del amor", aseguró.

Finalmente Agustina asegura que esta serie de situaciones, que le pueden pasar a otra chica con su pareja, no son demostraciones de amor. “Él se cuelga del cartel de Ni Una Menos sin ningún tipo de pudor. Así son los psicópatas. No, no te quiere, eso no es cuidar. Basta de encubrir misóginos, basta de justificarlos. Las mujeres no estamos locas, estamos más despiertas que nunca…Disculpen pero no me callo más. Por respeto a mí, por respeto a todas”, concluyó.

Temas