-

-

Despachó al perro en la bodega en un vuelo de cabotaje y se lo mandaron a Japón

16 de marzo de 2018

"A cambio" le dieron a un gran danés. El error lo cometió la misma empresa en la que murió un perrito al que obligaron a viajar en el espacio para guardar el equipaje de la cabina.

Kara Swindle y sus dos hijos volaron este martes de Oregon a Kansas City, Missouri, en un avión de United Airlines. Cuando fueron a buscar a su perro Irgo, un ovejero alemán de 10 años, les entregaron un gran danés. Su mascota había sido despachada en un avión rumbo a Japón, a donde se supone que debía viajar el gran danés.

Aparentemente, los dos perros habían coincidido en el aeropuerto de Denver, donde iban a enviarlos los vuelos de conexión para sus respectivos destinos.

Kara Swindle y sus hijos entraron en pánico porque no sabían el destino de Irgo, que adoptaron cuando tenía 4 años de edad.

Irgo
Irgo con su pequeño dueño<br>
Irgo con su pequeño dueño

Swindle temió que su perro, que volaba por primera vez, no tuviese agua o comida para soportar un vuelo de 16 horas más a Japón. Irgo presenta una infección del oído y no ha tenido medicación en tres días, reclamó la dueña.

Al llegar a Japón el can fue examinado por un especialista y está bien para volar de regreso a Estados Unidos en un vuelo privado, añadió Swindle.

United informó que está investigando cómo ocurrió el error.

Esta odisea se conoce después de que la aerolínea reconoció que otro perro falleció después de que una azafata obligó sus dueños a que viajara en un compartimiento superior en un vuelo de Houston a Nueva York.

Temas