Designan al padre Juan Carlos Molina como titular de la Sedronar

29 de noviembre de 2013

El sacerdote era asesor ad honorem de Alicia Kirchner y es de máxima confianza de la Presidente. El Gobierno busca darle un cambio de funcionalidad a la lucha contra las adicciones.

El padre Juan Carlos Molina, uno de los colaboradores de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y de máxima confianza de la presidente Cristina Fernández, fue designado al frente de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

El jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, anunció este viernes la resolución oficial y contó que Molina ha prestado servicios, entre otros lugares, en Haití y que ha realizado tareas en colaboración con la ministra de Desarrollo Social.

Con trabajo territorial en Caleta Olivia, el cura es creador de la Fundación Valdocco, dedicada al trabajo con niños y jóvenes en situación de riesgo, con amplia experiencia en la lucha contra las adicciones.

Con este cambio, el Gobierno busca darle un nuevo sentido al Sedronar, con mayor llegada a los focos de adicción, con la ayuda de los gobernadores e intendentes. En este sentido Capitanich explicó que el organismo tendrá un nuevo abordaje que estará ahora más vinculado al trabajo social que a la lucha de las organizaciones criminales. "Es necesario separar el componente de seguridad y el de abordaje social, que tendrá la Secretaría a través de ese nuevo abordaje", sostuvo Capitanich y siguió: "Desde la inclusión social, las oportunidades laborales, el deporte y la cultura es lo que verdaderamente nos permitirá recuperar a jóvenes".

El Sedronar estaba acéfalo desde la renuncia por razones personales de Rafael Bielsa en marzo de este año. El ex canciller había llegado a ese organismo en diciembre de 2011 cuando, tras la designación de la presidente, reemplazó al santacruceño José Ramón Granero, en medio del debate por la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal que impulsaba el Gobierno, a través del senador Aníbal Fernández.