Final feliz: una cadena de favores salvó a Maxi, el joven de los sandwiches

23 de marzo de 2018

Algunos dicen que no hay que dar un pescado sino que enseñar a pescar. A este vendedor ambulante "le sacaron la caña". La solidaridad de la gente hizo que se pusiera de pie de nuevo.

Embed

La Policía de la Ciudad le labró una multa y le quitó la mercadería. Un testigo le tomó una foto que se volvió viral.

Embed

No quiere plata, quiere trabajar”, remarcó @ZetaDice, el que comenzó una verdadera cadena de favores con el hashtag #ElPibeDeLosSanguches.

Cerca de la medianoche, minutouno.com se comunicó con Maxi quien muy atareado le comentó que tiene muchos pedidos para hoy viernes pero “no tantos como para no alcanzar a cubrirlos” y aclaró que para comprar materia prima tuvo que pedir prestado.

Millones de gracias a toda la gente solidaria, es algo increíble”, dijo “El Pibe de los Sanguches” antes de irse a dormir. Hoy tiene una larga jornada de trabajo con muchos repartos y esa angustia provocada por quien sabe qué “grave” delito que estaba cometiendo se transformó en una sonrisa.

Temas