-

VIDEO: Querían ayudar a un hombre con una hemorragia cerebral y las echaron por ser mujeres

05 de abril de 2018

La tradición del sumo dice que está prohibido bajo cualquier concepto que una mujer entre al dohyo o círculo de lucha.

Una polémica por discriminación golpeó esta semana al sumo en Japón después de que dos médicas fueron echadas de un dohyo, o arena de lucha, cuando intentaban ayudar a un hombre que había colapsado porque no se permiten mujeres en ese lugar.

Las médicas no dudaron en auxiliar al alcalde de Maizuru, Ryozo Tatami, cuando colapsó mientras daba un discurso en la arena de sumo de Maizuru el miércoles pasado. Pero el árbitro del encuentro las echó, informó el sitio The Japan Times.

El episodio quedó registrado por uno de los asistentes y reavivó la polémica por discriminación de las mujeres, quienes son consideradas "impuras" y podrían contaminar el área sagrada.

"Fue una respuesta inapropiada en una situación de vida o muerte. Pido sinceras disculpas", expresó este jueves Hakkaku, presidente de la Asociación de Sumo de Japón.

El alcalde Tatami, de 66 años, se recupera en el hospital tras sufrir una hemorragia subaracnoidea.

Chino.mp4

Temas