-

-

Intiman a casi 300 frigoríficos y matarifes a regularizar sus impuestos

10 de abril de 2018

Desde ARBA reclamaron el pago a cuenta de Ingresos Brutos que debe hacerse con cada transacción.

Casi 300 matarifes, frigoríficos y mayoristas de carne en la provincia de Buenos Aires fueron intimados esta semana a ponerse al día con el pago a cuenta del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

La intimación a 285 matarifes, frigoríficos y comercios fue emitida por la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires para que los responsables se inscriban como agentes de percepción del impuesto correspondiente.

Desde ARBA aseguraron que las empresas que no regularicen su situación "serán inscriptas de oficio y deberán enfrentar multas de hasta $60 mil por la infracción".

El nuevo sistema prevé que las empresas cárnicas que hacen ventas mayoristas y minoristas tienen la obligación de realizar percepciones en nombre del fisco provincial, que sirven como pago a cuenta de Ingresos Brutos.

La alícuota que estas empresas deben percibir al comprador es del 1,75% sobre el valor de venta, siempre y cuando el contribuyente que adquiere la carne se encuentre inscripto en Ingresos Brutos.

En caso de que no lo esté, ese proporcional sube al 8%, en tanto que quienes aparecen registrados con alícuota cero en el padrón de contribuyentes que elabora mensualmente ARBA no son sujetos pasibles de percepción.

"Esta medida profundiza una serie de acciones que pusimos en marcha el año pasado, en forma coordinada con AFIP, para regularizar el conjunto de la cadena cárnica que registraba un alto índice de evasión", explicó Gastón Fossati, titular de ARBA.

Fossati explicó que el sistema otorga una "trazabilidad a las operaciones de cada eslabón de la cadena de la carne", entre productores, consignatarios, industrias y comercios tanto mayoristas como minoristas.

De hecho, el sistema atañe a comisionistas, abastecedores, consignatarios y demás intermediarios del mercado interno, sean minoristas o mayoristas.

Temas