Se entregó un socio de Enrique Blaksley

11 de abril de 2018

Se trata de Federico Dolinkué, socio minoritario de Hope Funds. Había presentado un pedido de exención de prisión, que fue rechazado por la Justicia.

Enrique Blaksley Señorans, presidente y socio mayoritario de la financiera Hope Funds, pasó su primera noche detenido en la Comisaría Comunal N°4 sobre la calle Zavaleta en Parque Patricios, luego de que la Policía de la Ciudad lo arrestara este martes en su casa del country Pacheco Golf, en un allanamiento en donde también cayó uno de sus socios, Alejandro Carozzino. El operativo fue ordenado por la jueza María Romilda Servini tras un pedido de la fiscal Alejandra Mangano. Los delitos: lavado de dinero y estafa, la más grande de la historia argentina.

Enrique Blaksley detenido
<div>Enrique Blaksley fue detenido en un country de la localidad bonaerense de General Pacheco.</div>
Enrique Blaksley fue detenido en un country de la localidad bonaerense de General Pacheco.

Pero Blaksley y Carrozzino no son los únicos que la Justicia federal ordenó capturar. Servini pidió también el arresto de Federico Dolinkué, socio minoritario de Hope Funds en un 3% y Verónica Vega, cuñada de Blaksley, una de sus principales jugadoras operativas dentro de la financiera que ofrecía intereses casi mágicos del 12 por ciento a sus ahorristas y que hoy es denunciada por al menos 400 inversores identificados por la fiscal Mangano.

Dolinkué presentó un pedido de exención de prisión que fue rechazado por Servini y, finalmente, se entregó este miércoles en Comodoro Py.


La mayor estafa de Latinoamérica


La estafa de la que se acusa al empresario Enrique Blaksley podría ser la mayor en la historia argentina e incluso de Latinoamérica, por los montos involucrados y la cantidad de damnificados quienes, en general, eran ahorristas de clase media que querían invertir entre 5.000 y 30.000 dólares.

Los abogados Gonzalo Romero Victorica y Víctor Varone, que entre ambos representan a unos 250 inversores estafados, aseguraron a Télam que los damnificados son en su mayoría de Buenos Aires, pero también hay de Córdoba, Mendoza, Entre Ríos e incluso de Uruguay.

Enrique Blaksley hope funds

Romero Victorica explicó que, para captar a los ahorristas, Blaksley “armó el sistema friends-family, que consiste en que los vendedores o productores contacten a familiares, amigos o conocidos para que hagan una inversión de la que incluso ellos mismos participaban”.


Según Romero Victorica, entre los ahorristas que representa, unos 200, “hay gente de clase media que invertía montos de entre cinco y treinta mil dólares que tenían ahorrados o habían cobrado una indemnización por despido o una herencia”.

El letrado, que estimó que los damnificados podrían llegar a 10.000, pidió que la gente que aún no se presentó lo haga ante el juzgado de María Servini de Cubría, aunque el dinero que haya invertido no estuviera declarado y siempre y cuando no haya sido mal habido.

Como al principio los ahorristas cobraban los dividendos que les prometían, continuaban invirtiendo, pero luego dejaron de hacerlo y ahí comenzaron a llover denuncias contra el empresario en todo el país, las cuales ahora podrían quedar unificadas en el juzgado de Servini.

Temas