Neuquén: un pastor evangélico aprovechó un exorcismo y violó a una mujer

14 de abril de 2018

Ocurrió en una vivienda del barrio nequino de Belgrano. La víctima es una joven de 28 años, a quien el hombre le había dicho que tenía que hacerle un exorcismo para sacarle al diablo.

Un pastor evangélico engañó a una de las mujeres que asistían a su iglesia para que se haga un exorcismo porque "tenía el diablo dentro de su cuerpo", según le había dicho el hombre.

La joven de 28 años accedió y quedó en shock al darse cuenta de que el hombre la había violado. En el momento no pudo reaccionar, pero después salió y denunció al hombre en la Policía y luego en la fiscalía de Delitos Sexuales, que ya ordenó pericias y avanza con la causa.

El pastor es un hombre de 52 años y dirige una iglesia evangélica en el barrio Hipódromo de Neuquén. La víctima no sólo era creyente, sino que además tiene un vínculo familiar con él por parte de su abuela. Incluso, ella lo llamaba "tío".

Embed

El domingo pasado el hombre la llamó para invitarla a cenar a la casa, ubicada en el barrio neuquieno de Belgrano, y la joven aceptó.

Tanta era la confianza que tenían que ella se sacó una selfie con el predicador y se la envió a la hermana. Después, todo fue una larga charla en la que la joven le reveló que estaba afrontando algunas situaciones difíciles. El hombre hacía de confesor.

Fue entonces que aprovechó su habilidad de palabra y la convenció de que tenía "el diablo adentro", según consta en la denuncia policial y judicial.

El pastor le propuso hacerle un ritual de exorcismo para librarla de Satanás.

Rápidamente, el hombre prendió unas velas, puso en el piso del comedor una manta, hizo que se acostara y le pidió que se relajara. En medio de supuestas oraciones, el predicador le impuso las manos sobre el cuerpo y comenzó a manosearla.

Después le sacó la calza y la abusó sexualemente, de acuerdo con el detalle aportado por la víctima.

La joven no atinó a defenderse debido a que quedó en estado de shock y se fue de la casa del hombre envuelta en llanto.

Le costó asumir lo que había ocurrido, hasta que finalmente habló con su familia y develó lo sucedido.

El fiscal Andrés Azar, especialista en delitos sexuales, ordenó realizar distintas pericias a la víctima y rescató información sensible del celular de la joven, como la foto que se sacaron previo al abuso y mensajes intimidantes.

Temas