Destruyó un auto para apagar una alarma que no dejaba de sonar

17 de abril de 2018

Ocurrió en el barrio porteño de Palermo. Un vecino no soportó el ruido, que se prolongó durante casi cinco horas, partió la ventanilla en dos y rompió todos los fusibles.

Walter Cuccaro, de 29 años, estacionó su Ford Focus 2006 en la calle Godoy Cruz al 2000, en el barrio de Palermo. Iba a un boliche de la zona a festejar el cumpleaños de un amigo. Cuando volvió, después de más de cuatro horas, descubrió que habían destruido su auto pero no le habían robado nada.

auto roto3.jpg

Según los vecinos, la alarma que del vehículo no paró de sonar desde las 20 hasta la 1 del día siguiente, inclusive habían llamado a la policía para que la parara pero ésta había explicado que no podían hacer nada sin la presencia del dueño. Minutos más tarde, un vecino enojado terminó por detenerla a los golpes.

auto roto2.jpg

Cuccaro contó que cuando llegó tenía la ventanilla rota y le habían sacado todos los fusibles, que tiraron a la calle. Además, al no poder abrir el capot desde adentro, para desconectar la batería, destruyeron la parrilla y una óptica. También rayaron con elemento punzante toda la pintura de la parte de atrás del auto.

Temas