Aída Ayala, acusada de asociación ilícita, pidió no ser detenida

17 de abril de 2018

La diputada de Cambiemos por el Chaco negó su vínculo con una estructura fraudulenta del área de recolección de residuos.

La diputada de Cambiemos Aída Ayala pidió este martes la exención de cárcel tras negar ser la jefa de una asociación ilícita agravada vinculada a la recolección de residuos en Resistencia, Chaco.

Ayala está acusada de asociación ilícita agravada que lavó fondos públicos, defraudación contra la administración pública y supuesto enriquecimiento ilícito.

En 2014, cuando Ayala era intendenta de Resistencia, habría beneficiado a la empresa PIMP en el negocio de recolección de residuos con un contrato inicial es de 260 millones de pesos.

El monto podría ser mucho más elevado por sucesivas prórrogas.

La actual diputada nacional por Cambiemos pidió ante la jueza federal Zunilda Niremerger y el fiscal Patricio Sabadini quedar exenta de prisión para que no se avance con el pedido de desafuero y detención.

En el caso está detenido Alejandro Fisher, ex yerno de Ayala, pero la diputada pidió que se llame a declarar a los ex funcionarios de su gobierno que intervinieron en el tema.

Temas