-

-

La viuda del colectivero: "Mi hija me dice que me quede tranquila, que su papá se fue al cielo"

18 de abril de 2018

La mujer de Leandro Alcaraz habló tras el entierro de su pareja. Contó que es su pequeña hija de 3 años la que intenta darle fuerzas a ella.

Las dos detenciones no le dan el alivio de una justicia próxima. "Veo gente que entra y sale como si nada, y uno es menor y tengo miedo que de que salga; es lo que más me preocupa", expresó Jésica Alcaraz, la mujer de Leandro Alcaraz, asesinado por dos jóvenes el domingo último.

En declaraciones a los medios, la esposa del colectivero de la línea 620 expresó sus miedos y dudas sobre la investigación en la que ya fueron detenidos dos adolescentes, de 17 y 18 años, quienes acusaron por el crimen del chofer a dos hombres paraguayos "vendedores de drogas".

Jésica conoció a su marido en la escuela y 11 años más tarde ya tenían una hija en común, habían comprado un terreno y estaban en vías de construir su casa. "Estábamos orgullosos y contentos de poder hacer las cosas nosotros", contó.

Pero todo se vino abajo cuando Jonathan Acevedo, de 18 años, y un cómplice de 17, habrían asesinado de un balazo a Alcaraz el domingo pasado cuando el hombre manejaba su unidad de la línea 620 por la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza.

"Tengo miedo por la vida de cualquiera. Yo quiero que lo que le pasó a mi hija no le pase a nadie", expresó Jésica y agregó entre lágrimas: "Mi hija me dice que me quede tranquila, que su papá se fue con el colectivo al cielo".

"Nunca confié en la Justicia. Hace unos meses mataron a mi primo para robarle la moto y mucho menos ahora que me pasó a mí", reveló la mujer.

Temas