-

Entró a robar a una casa y lo descubrieron por una torpeza: pisó caca de perro

20 de abril de 2018

El dueño de la vivienda reconoció las pisadas del muchacho y lo denunció. El perro probó ser un guardián efectivo casi sin esfuerzo.

Un hombre quedó detenido este viernes en Bahía Blanca tras intentar robar una casa. El dueño del inmueble lo identificó porque había pisado caca de perro antes de entrar y dejó marcas en la calle.

El intento de robo se produjo alrededor de las 3 de la mañana de este viernes cuando el joven cortó los cables de la alarma y el reflector de una casa ubicada en Remedios de Escalada al 330.

Parecía un plan bien pensado, pero el dueño de la casa estaba adentro y al escuchar los ruidos llamó a la Policía. El robo quedó frustrado, pero el muchacho logró escapar.

El ladrón pisó caca de perro en algún momento antes de entrar a la casa y dejó una huella delatora en una chapa de la estructura. Así lo identificó el dueño de la vivienda cuando lo vio caminar por la calle.

El hombre denuncio al ladrón frustrado (y manchado) y la policía de Bahía Blanca lo detuvo en el acto.

Fuentes policiales confirmaron que los peritos compararon las huellas de zapatillas detectadas adentro y afuera de la casa y certificaron su similitud.

Temas