-

Un violador fue sorprendido in fraganti cuando intentaba abusar de una mujer en un cajero automático

02 de mayo de 2018

Estaba con los pantalones bajos en pleno acto. Al ser interrogado por la Policía, intentó zafar al decir que la víctima era su novia, pero la mujer lo dejó en evidencia.

Un joven de 18 años fue detenido tras ser sorprendido in franganti cuando abusaba de una mujer en el sector de cajeros automáticos de un banco del centro de la ciudad bonaerense de Quilmes.

El hecho ocurrió en las primeras horas de este martes, en la sucursal del Banco Credicoop ubicada en la calle Alvear, entre Alem y Rivadavia, en pleno centro comercial de la ciudad de Quilmes.

Embed

Dos agentes de la Policía Local, fuerza a cargo del comisario Diego Hermosilla, llegaron alertados por una persona que notó la presencia sospechosa de un sujeto que rondaba en inmediaciones de la entidad bancaria.

Al ingresar los uniformados al banco encontraron entre los cajeros al abusador con los pantalones bajos en pleno acto.

Al ser sorprendido, el agresor sujetó a la mujer tapándole la boca con la mano para que no grite.

Cuando comenzaron a interrogarlo, intentó evadir su culpabilidad y sostuvo que él y la víctima eran novios, que había salido de un boliche y no tenían dónde ir, motivo por el cual se metieron en el banco para mantener relaciones sexuales.

No obstante, la mujer, de 32 años, negó conocerlo y, además, describió que la había amenazado con un cuchillo en la calle, con el que la obligó a ingresar a la sucursal del Credicoop y luego la sometió.

En ese momento, el violador fue reducido y esposado. Mientras estaba en el piso, los policías comenzaron a requisarlo y hallaron el arma blanca que había mencionado la víctima.

Finalmente, lo trasladaron a la Comisaría Primera de Quilmes, donde quedó imputado por el delito de "abuso sexual", causa que será investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 de Quilmes, a cargo de la fiscal Valeria Meyer.

Temas