-

-

-

"Jueves negro": ¿quiénes ganan y quiénes pierden con la devaluación que el Gobierno no logra controlar?

Por: Catriel Etcheverri
03 de mayo de 2018

La corrida cambiaria preocupa a muchos pero también beneficia a algunos. Mirá cómo impacta la corrida bancaria en sectores tan disímiles como el campo, las pymes, los jubilados, los trabajadores y quienes sacaron un crédito para la casa propia.

En sólo las últimas 24 horas, el dólar subió casi un 7% profundizando así la fuerte devaluación que experimenta el peso argentino desde la semana e impulsada tanto por factores externos como internos. En diez días, el peso se devaluó un 12%.

De esta manera, el dólar tocó este jueves un nuevo máximo histórico y se negoció por encima de los 23 pesos a pesar de los esfuerzos del Banco Central por contener la desbandada. Para ello volvió a echar mano de las reservas y a elevar la tasa de referencia. Los retornos de las Lebac, por ejemplo, saltaron al 40%.

dolar 23,50 pesos
Cotización del dólar
Cotización del dólar

¿Quiénes ganan y quiénes pierden con esta devaluación?

Los primeros en anotarse ganadores son los sectores exportadores. En especial el campo, que a pesar de estar golpeado por la sequía que afecta al país e hizo perder parte de la cosecha, verá, recibirá una mayor cantidad de pesos por las ventas al exterior que realizará en dólares.

Entre los ganadores también se encuentran los bancos posicionados en dólares y que pueden asumir sus compromisos con una menor cantidad de pesos.

cosecha soja.jpg

El turismo receptivo también se anota entre los ganadores ya que los destinos turísticos ganan competitividad en comparación con otros países. Es decir, los dólares de los turistas extranjeros "rinden" ahora más en a Argentina que otro país donde no se registró este nivel de devaluación. Además hacer turismo en el exterior se encareció por lo que más argentinos estarán tentados de vacacionar en el país y no en el exterior.

Entre los perdedores se encuentran los trabajadores. Es que la inflación tiene siempre su correlato en una mayor inflación. El gobierno de Mauricio Macri intenta imponer un techo del 15% a las discusiones paritarias cuando se prevé que la inflación anual llegue al 23%, de esta manera con salarios a la baja y una inflación indomable, los trabajadores y jubilados son los grandes perdedores.

Industria

Las pyme también se anotan entre los perdedores. Es que una mayor inflación a la par de una caída del poder adquisitivo del salario prometen profundizar la caída del consumo y el 80% de las pyme argentinas viven de manera exclusiva del mercado interno.

Quienes tomaron créditos hipotecarios verán elevarse sus cuotas merced de la suba de tasas y quienes optaron además por los créditos UVA verán que, a pesar de seguir pagando, su deuda se incrementará al ritmo de la inflación. Es decir mientras sigan pagando en lugar de ir cancelando su deuda verán que deben más que al momento de tomar el crédito.

Al subir las tasas para intentar frenar la disparada del dólar también se encarece el crédito productivo por lo que las industrias ven alejarse sus posibilidades de fondeo para invertir y de esta manera se estanca la economía.

Crédito hipotecario

Temas