Tragedia en San Luis: una familia murió por respirar monóxido de carbono

09 de mayo de 2018

Un calefón del departamento donde vivía funcionaba mal y esto habría generado el escape de gas. Los vecinos alertaron a la policía tras percibir olores nauseabundos desde la casa.

Una pareja y su beba murieron en su casa del barrio José Hernández de la capital puntana por "asfixia por inhalación de monóxido de carbono" debido al mal funcionamiento de un calefón del departamento donde vivían, según el informe de la autopsia.

La Policía halló los cuerpos el lunes pasado en la noche, tras ser alertados por los vecinos por olores nauseabundos que salían desde la casa, según confirmaron fuentes policiales. Además indicaron que no habían visto al matrimonio durante el fin de semana y eso les llamaba la atención.

Cuerpos familia

Las víctimas fueron identificadas como Diego Sebastián Vega (25), Adriana Micaela Lucero (23) y su pequeña hija de un año. La familia era oriunda de San Juan y hacía un mes que residían en San Luis.

Además de la menor fallecida, la mujer tenía tres hijos de otro matrimonio que estaban de visita en su provincia natal con sus abuelos paternos.

Los cuerpos de los adultos se encontraban en la cama matrimonial y la llave de la ducha del baño estaba abierta.

Temas