-

-

Denuncian persecución sindical en la empresa Molinos Río de La Plata

10 de mayo de 2018

Los trabajadores despedidos en enero que esperan a ser reincorporados por orden de la justicia, aseguran que su desvinculación fue para "meter miedo" y por sus actividades gremiales.

En los últimas días el ministro de Haciendo Nicolás Dujovne fue el protagonista indiscutido de la realidad política argentina, no sólo por la decisión del regreso al Fondo Monetario Internacional, sino también porque se dio a conocer una serie de gastos que hizo con la plata del Estado entre los cuales estaban la compra de golosinas Chocoarroz para su oficina. En medio de la polémica, resurgen la denuncias de los trabajadores que fueron despedidos en enero de este año de Molinos Río de la Plata, la empresa que hoy fabrica el famoso snack.

molinos.jpg

El 8 de enero de este año, Luciano Greco, entonces delegado, se presentó a trabajar como todos los días en la planta Molino en Esteban Echeverría. En la puerta lo esperaba una carta documento en que lo despedían, a él y a otros 5 compañeros. Nunca más pudo entrar a trabajar, ni siquiera pudo retirar sus cosas. El motivo de su desvinculación que les dio la empresa fue “bajo rendimiento”.

Es un motivo inventado, nunca antes había sido acusado por la empresa para despedir a trabajadores. Fue para atemorizar al conjunto y a su vez esconder la persecución sindical a los 6 que somos parte de la agrupación Unidad Dignidad y Lucha de Molinos”, aseguró Luciano a minutouno.com.

Para Greco, los despidos “son de persecución” y para “meterle miedo a los compañeros”, porque la familia Pérez Companc es dueña de la firma y “no tiene dificultades económicas”.

molinos-2-c9f95.jpg

A 4 meses de esos despidos, la justicia falló dos veces a favor de los trabajadores: los juzgados nacionales N° 29 y 77 dictaron una medida cautelar de reincorporación de Luciano y otro compañero, que tenían fueros gremiales, pero la empresa aún no lo hizo efectivo. “La empresa viene maniobrando, pegando vueltas para no cumplir con lo dictado por la justicia”, aseguró el ex trabajador y contó que los otros 4 compañeros iniciaron un juicio por reincorporación “por discriminación y persecución sindical”.

molinos2.jpg

“Esta maniobra va de la mano de las políticas del gobierno de Mauricio Macri, la empresa está envalentonada y quiere imponer la reforma laboral”, dijo. Apuntó también al sindicato, “por dejarlos de lado y querer silenciar lo que pasó”, y al Ministerio de Trabajo porque le “dejó servido a la empresa que avance con la persecución”.

Temas