Martínez Poch declara este miércoles ante el fiscal Marcelo Romero

11 de diciembre de 2013

El disc jockey sigue detenido, acusado por su ex pareja, Vanesa Rial, de haberla mantenido cautiva y haber abusado sexualmente de ella.

Vale recordar que la semana pasada la defensa del disc jockey solicitó a través de un escrito que el fiscal lo cite a declarar. Ante el pedido, el funcionario judicial dispuso que este miércoles el detenido comparezca a su despacho para declarar.

El 23 de octubre último, la justicia dictó la prisión preventiva para Martínez Poch (49) por los delitos de "privación ilegal de la libertad doblemente agravada y abuso sexual con acceso carnal calificado por la duración y sus circunstancias de realización" en perjuicio de su pareja, Vanesa Rial (38).

Además, le imputó los delitos de "corrupción de menores agravada y abuso sexual gravemente ultrajante" del que habrían resultado víctimas dos de sus hijas cuando eran niñas, según declararon ellas, actualmente de 19 y 20 años.

El martes 24 de septiembre, la abogada Rial fue rescatada por la policía tras allanarse uno de los departamentos de un edificio ubicado en la calle 23, entre 58 y 59, de La Plata, donde se cree que Martínez Poch la tenía cautiva desde principios de ese mes.

De acuerdo a la denuncia de la abogada, durante ese tiempo, el hombre la golpeó, la drogó y abuso sexualmente de ella, según relató la víctima a la prensa y al fiscal.

Dos días después de la liberación de la mujer, prestaron declaración testimonial ante Romero dos de sus hijas, quienes relataron que años atrás, luego de la muerte de su madre, fueron abusadas por su padre.

En el pedido de prisión preventiva, el fiscal aseguró que tras escuchar el relato de las hijas del imputado "no existe poder de síntesis capaz de abreviar e ilustrar sobre las atrocidades y la perversión a las que se vieron sometidas las víctimas, quienes -sin el mínimo espacio de libertad decisoria y ambulatoria- se vieron obligadas a convivir con un chacal".

En el transcurso de la investigación, el fiscal realizó un allanamiento en el departamento que Martínez Poch compartía con su pareja, donde secuestró psicotrópicos y analgésicos, lo que corrobora que drogaba a su mujer para luego abusar sexualmente de ella, según la pesquisa.

La fuente dijo además que el juez tuvo también en cuenta la pericia psiquiátrica realizada a la mujer en la que los médicos sostuvieron que "atravesó un acontecimiento traumático y que luego del mismo presentó sensaciones de irrealidad".

Martínez Poch está detenido desde el 24 de septiembre y se negó a prestar declaración indagatoria las dos veces que fue citado por el fiscal Marcelo Romero.

Temas