La llegada de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén generó la protesta más sangrienta en Gaza

14 de mayo de 2018

Manifestantes chocaron con el ejército israelí en la frontera. Hay más de mil heridos. La Unión Europea llamó a mantener la "máxima moderación".

Embed
fullscreen>

Al menos 43 palestinos murieron y más de 2 mil resultaron heridos este lunes en la Franja de Gaza por disparos de soldados israelíes en la frontera, donde decenas de miles de personas se manifiestan contra el traslado a Jerusalén de la embajada estadounidense en Israel, según un balance del ministerio de Salud gazatí.

La Autoridad Palestina acusó a Israel de cometer una "horrible masacre" en la frontera de la Franja de Gaza y pidió una "intervención internacional".

GAZA

Estos fallecimientos llevan a 91 el número de palestinos muertos en la Franja de Gaza desde el inicio de un movimiento de protesta multitudinario, el 30 de marzo.

Se trata de la jornada más mortífera del conflicto israelo- palestino desde la guerra de 2014 en el enclave. Un balance anterior contabilizaba 28 muertos y más de 500 palestinos heridos.

Uno de los 43 muertos es un adolescente de 14 años, informó el ministerio de Salud de la Franja de Gaza, el enclave palestino gobernado por el movimiento islamista Hamas.

GAZA

Yusuf al Mahmud, portavoz de la Autoridad Palestina, pidió en un comunicado "una intervención internacional inmediata para frenar la horrible masacre en Gaza cometida por las fuerzas israelíes de ocupación contra nuestro heroico pueblo".

Unos 35 mil palestinos están participando en los disturbios en más de una docena de puntos de la valla de separación con bombas incendiarias y explosivos. La frontera ha sido declarada zona militar cerrada.

Los soldados israelíes abrieron fuego cuando los manifestantes se acercaron a la valla fronteriza.

GAZA

El domingo y el lunes, el ejército israelí advirtió, con octavillas lanzadas desde el aire, que los manifestantes ponían en peligro su vida y que no permitiría que se acercaran a la valla fronteriza ni atacaran los soldados.

La Unión Europea llamó a "todos" a mantener la "máxima moderación". El secretario general del a ONU, Antonio Guterres, se mostró profundamente afectado y preocupado. Y el presidente palestino habló de "masacre".

Temas