Un irrespetuoso: el clásico de Brasil tuvo un lujo completamente innecesario

14 de mayo de 2018

El paraguayo Ángel Romero hizo alarde de su calidad al controlar un balón y "dormirlo" con la cabeza, lo que generó la furia de sus rivales.

El hecho se dio en el clásico paulista entre Corinthians y Palmeiras y el Timao estaba en ventaja 1 a 0, por eso la bronca de los jugadores de verde, quienes tomaron la jugada como una provocación.

GENIALIDAD DE ANGEL ROMERO - Este despliegue de dominio generó una cerrada ovación de la h.mp4

Finalmente, el resultado no se modificó y Corinthians terminó ganando el encuentro por la mínima diferencia.

Temas