-

Julián Volpato, el hijo del "Chino", íntimo: "Entre las canciones y mi hijo salí adelante"

Por: Luciana Carossia
17 de mayo de 2018

Cantante, músico y compositor, lejos de ser "el hijo de", demostró ser poseedor de un gran talento y mucha sensibilidad en una charla íntima y exclusiva.

Relajado, guitarra al hombro y celular en mano, Julián Volpato llega puntual para hablar con RatingCero.com sobre su vida, sus canciones y su primeros (y grandes) pasos en el mundo de la música.

Nació en Santa Fe capital, en el seno de una familia de artistas. Si bien describe su infancia como “simple”, el hijo menor del Chino Volpato de los Midachino duda que la influencia y apoyo de su padre fue un pilar fundamental.

“Mi viejo grababa mi voz para las obras. Una vez me había puesto a llorar porque me había peleado con mi vieja, él aprovechó y me grabó llorando. Fue muy gracioso”, recuerda entre risas y reflexiona: “Tiene maña para sacar lo bueno de la gente. Así empecé a grabar, con mi papá”.

julian chino infancia.jpg

Cuando tenía ocho años, los Volpato se mudaron a Buenos Aires y Julián apostó por el sueño que tienen gran parte de los chicos a su edad: ser jugador de fútbol. “Era medianamente bueno”, recuerda sobre su paso por el Club Atlético Fénix, actualmente de la B Metropolitana.

A los 14, el Chino volvió a necesitar de su voz y padre e hijo volvieron al estudio de grabación: “Hacíamos canciones de Los Beatles, yo tenía la voz re finita. Un día agarré la guitarra y le pedí que me enseñara dos acordes, con eso empecé a tocar y componer canciones”.

Sus canciones, su vida

Embalado, Julián armó un dúo con un amigo del barrio y más tarde una banda, “Blister”, de la que luego se separaría. Hace dos años ya que se lanzó como solista y a sus 21 está presentado su disco, compuesto por seis temas que pueden escucharse en Spotify.

"La mejor manera que tengo de definirme es a través de las letras"

“Mi historia está dentro de las canciones. Ahí hablo mucho de mí. La mejor manera que tengo de definirme es a través de las letras”, asegura Julián.

julian blister.jpg

El cantante también incursionó en la actuación, pero la diferencia con su vocación era clara y sencilla: “Cuando empecé a componer me di cuenta que podía contar la historia que yo quería y no la que me decían que cuente”.

Dentro del repertorio, rescata dos canciones: Hoy va a ser un gran día y Levantarme al caer. “Me hacen bien. Las hice en el momento que yo mismo necesitaba escuchar algo positivo”.

Ambas canciones “hablan de que a pesar de las caídas y los errores siempre hay algo bueno”, algo que trata de remarcar con sus temas: “Hay muchas frases de mis viejos ahí porque son una máquina de dar mensajes positivos”, revela.

LEVANTARSE AL CAER - JULIAN VOLPATO - LIVE.mp4

Su propio y pequeño ángel

“Las voces me hacen fuerte, seguiré de pie, los ojos de un ángel aun me miran y me tienen fe”, reza “Corazón”, una de sus canciones. Al consultarle sobre a quién estaba dirigida esa letra, Julián no duda en responder: “Mi ángel es mi hijo, no lo puedo negar. Lo tengo y no lo escondo. Estoy totalmente orgulloso. Fue una persona que desde el día que me enteré que iba a estar me cambió rotundamente la vida y me ayudó muchísimo a crecer y mejorar”.

julian hijo.jpg

Tiziano tiene un año y seis meses y llegó al mundo en un momento muy particular para la vida del compositor: “Nació en medio del quilombo. Me estaba separando de la banda, de mi novia. Y él nació y mejoró todo”, confesó Julián, que apostaba a su carrera como solista al mismo tiempo que terminaba una relación de seis años con su novia de la adolescencia.

"Entre las canciones y Tiziano salí adelante"

“Entre las canciones y Tiziano salí adelante. No es que estaba mal, pero no sabía qué hacer. Sentía que no veía nada bien y de a poco empecé a verlo todo mejor. Me tuve que poner la camiseta y esforzarme muchísimo”, recuerda sobre cómo cambió su vida con el nacimiento de su hijo.

No puede ocultar una sonrisa al hablar de "Tizi" y su rol como papá. Entre risas, se consideró un padre “muy bueno” y aseguró que intenta ser para Tiziano lo que fue el Chino para él: “Mi papá tuvo una carrera muy difícil, siempre estaba de gira, ocupado, como me pasa a mi ahora. Pero cuando volvía y estaba dos días en casa no se iba a jugar al futbol con los amigos (que lo podría haber hecho), estaba conmigo, si no hubiese estado esos días capaz la relación hubiese sido diferente”.

julian midachi.jpg

El tiempo que pasa en Buenos Aires, Julián se instala en Pilar para jugar y pasar el rato con su bebé. Sobre el futuro del niño, se muestra positivo y abierto: “Él puede elegir ser lo que quiera. Si le gusta la música bien porque lo voy a poder ayudar. Nunca me voy a poner en contra de su sueño”.

"Las chicas al menos ahora ya no son un problema"

Soltero, entre risas reconoce que “al menos las chicas ahora ya no son un problema”. Mensajes privados le llegan y de todo tipo: “Hay mujeres que a veces me escriben cosas que decís ‘ni uno menos’. Después me cuesta contestarles. Yo le llego a decir eso a una mujer y voy a la cárcel. Pero entiendo que lo dicen jodiendo”, reconoce, pero no ahonda en detalles: “No se puede reproducir, mucho piropo, cosas positivas”.

¿Un deseo?: “Quisiera que mis temas no se olviden, trato de dejar un mensaje. Me veo llenando bares en un año, dos, de a poco… Y si pasa algo más grande, mejor”.

Julian Volpato - Thinking Out Loud - Ed Sheeran Cover Acústico.mp4

Temas