-

Cuando usamos el humor en el aula, una clase de 90 minutos ¡parece de sólo 88!

19 de mayo de 2018

Se aprende más y mejor cuando existe un vínculo positivo con el docente y cuando el alumno se siente emocionalmente seguro. En ambos casos, el humor es un gran aliado.

laura lewin chapa

Si bien la clase debe estar orientada al trabajo, cuando el humor forma parte de la práctica docente el proceso es más divertido, más ameno, más placentero, y más memorable.

¿Qué ventajas tiene usar el humor en el aula?

-Promueve el pensamiento analítico, crítico, creativo y divergente.

-Atrae y sostiene la atención de los alumnos.

-Mejora el clima de trabajo.

-Ayuda a los alumnos a retener la información por más tiempo.

-Mejora las relaciones interpersonales en el aula.

-Cuando nos reímos de nuestros errores, los desdramatizamos.

No hace falta ser un comediante para usar el humor ni forzarlo. Uno tiene que ser uno, no intentar ser alguien que no es.

Si trabajás en el ámbito de primaria, probá espolvoreando "polvos mágicos de la memoria" antes de un test. Los chicos se van a reír y distender. O practicá unos "Ohhhhhh!" o "Guaaauuu!" para una respuesta inspirada.

La realidad es que hasta una sonrisa ayuda. La sonrisa es el camino más corto al corazón de una persona y cuando te reís de vos, estás enseñando a desdramatizar situaciones.

Podés utilizar el humor para generar un ambiente distendido o para enseñar. Sin embargo, recordá que no debemos abusar de él. Y ni hablar de usarlo para reírse de alguien. Chistes o comentarios que puedan herir la susceptibilidad de alguien están fuera de discusión.

Dejá tus comentarios y consultas en https://www.facebook.com/LauraLewinOnline

Temas