-

-

-

-

-

-

-

-

Así sería el 2-3-3-2, la táctica que inventó Sampaoli

22 de mayo de 2018

El técnico de la Selección anticipó que en Rusia 2018 buscará jugar con esa disposición. Los probables equipos.

Marcelo Bielsa dice que sus equipos juegan con un defensor más que el rival y dos extremos. Carlos Salvador Bilardo cuenta que en FIFA lo presentan como el inventor del 3-5-2. Para César Luis Menotti, “la táctica es programática. Por lo tanto, todo lo que sea programático en el mundo de la acción, donde aparece lo inesperado, no tiene mucho sentido” aunque los equipos del “Flaco” jugaban 4-3-1-2 o 4-3-3. ¿Jorge Sampaoli? Rompe con todo lo establecido y dice que su Selección jugará 2-3-3-2.

Este esquema con dos zagueros, tres mediocampistas de marca, tres mediocampistas ofensivos y dos atacantes nunca antes fue utilizado en la historia del fútbol mundial. En el Mundial de 1930 predominaba el 2-3-5 con wines, insiders, jas y centrojás (castellanizacions de half y center half) y fullbacks. Luego llega la “WM” con 3 defensores, un cuadrado de mediocampistas y tres delanteros. Los brasileros implementarán más tarde el 4-2-4 que brilló en México 1970. Helenio Herrera, argentino que desarrolló su carrera en Italia, planteó el “catenaccio” con un 5-4-1 ajustado. Rinus Michels y su fútbol total -que tiene como hijo a Johann Cruyff y nieto a Pep Guardiola- dibujó un 3-4-3 pero nunca nadie planteó un 2-3-3-2.

¿Tiene los jugadores la Selección para un ultraofensivo y novedoso 2-3-3-2? Este esquema se asemeja al que paró en un amistoso. El 11 inicial fue Guzmán; Mammana, Fazio; Salvio, Biglia, Acuña; Di María, Dybala, Lanzini, Papu Gómez; y Joaquín Correa. Ese 2-3-4-1 goleó y gustó. ¿El rival? No es parámetro: Singapur.

2-3-3-2
Así puede formar la Selección en Rusia 2018<br>
Así puede formar la Selección en Rusia 2018

Con lo que tiene la Argentina, ya conocida la lista de 23, se supone que los centrales no serán otros que Otamendi con Fazio y que arriba estarán Messi y Agüero. Quedan las dos líneas de tres del medio para rellenar. Si la propuesta es con jugadores de marca, sería con Mercado, Biglia y Tagliafico; Pavón (porque para Sampaoli es mediocampista), Banega y Di María. En una apuesta más ofensiva, los tres que se pararían delante de los zagueros serían Salvio, Biglia y Acuña con Pavón, Lo Celso o Lanzini y Di María más adelante. ¿Mascherano? Arengando en el banco de suplentes.

“El fútbol es dinámica de lo impensado”, dijo Dante Panzeri -referente del periodismo deportivo clásico- y esa frase se hizo leit motiv de muchos aunque para los tiempos que corren bien debería ser axioma de cabecera que al fútbol le faltan “dirigentes, decencia y wines”. Wines que en el 2-3-3-2 que inventa Sampaoli brillarán por su ausencia.

Temas