Aseguran que un mal diagnóstico llevó a Débora Pérez Volpin a hacerse la endoscopía

24 de mayo de 2018

El abogado de la familia reveló cómo fueron las últimas horas de la legisladora. "Todo lo que se hizo ese día fue innecesario", afirmó.

La familia de Débora Pérez Volpin sostiene la hipótesis de que la periodista y legisladora fue sometida a una endoscopía que no necesitaba, y que le costó la vida el 6 de febrero de este año.

Diego Pirota, abogado de la familia de Pérez Volpin, afirmó que "ella no fue bien diagnosticada el sábado" que acudió a la guardia por lo que luego fue descrito como un cálculo biliar.

"Se le dio una medicación incorrecta que agravó su cuadro. El lunes y martes le hicieron estudios absolutamente innecesarios", explicó Pirota al diario La Nación.

"Lo que ella tenía era un cuadro de cálculo biliar. Todo lo que se le hizo en el sanatorio de La Trinidad el lunes y martes fue innecesario. Eso se supo a partir de la autopsia", agregó.

Sin embargo, el abogado convino que no es el punto del planteo de la familia de Pérez Volpin. "Esto no modifica lo que estamos pidiendo hoy para los médicos que serán indagados. Para ellos, la responsabilidad penal es la misma", expresó.

Pirota se refirió a que si la endoscopía "se hubiese hecho bien" la periodista y legisladora no hubiese muerto.

Por eso se espera que el endoscopista Ariel Bialolenker preste declaración indagatoria el 1º de junio y la anestesista Nélida Inés Puente lo haga el 7 del mismo mes.

Temas