Susto en la sede de la final de la Champions League por una amenaza de bomba

26 de mayo de 2018

El subte de Kiev fue cerrado, luego de que una llamada anónima advirtiera por la colocación de explosivos en la red. El partido entre Real Madrid y Liverpool se jugará a las 15.45 hora argentina.

Las cinco estaciones del subte de Kiev, ciudad que este sábado es sede de la final de la Champions League entre Real Madrid y Liverpool, fueron reabiertas tras el cierre temporal por una llamada anónima que anunciaba la colocación de bombas.

Según informó la empresa que administra el servicio en la capital ucraniana, no hallaron "artefactos explosivos" en las estaciones, que reanudaron sus operaciones.

Embed

Previamente, la compañía informó del cierre de cinco estaciones y la puesta en marcha de un operativo policial, tras una llamada anónima sobre la colocación de bombas.

Según la policía, el aviso de bomba fue registrado a las 7.20 hora argentina.

Las estaciones donde fue activada la alerta por posible artefacto explosivo fueron Dnipro, Hydropark, Livoberezhna, Arsenalna y Heroiv Dnipra, ubicadas en las líneas roja y azul del subterráneo kievita.

El Servicio de Aduanas de Ucrania informó de la llegada Kiev de 10.000 hinchas de distintos países para asistir a la final.

Temas