-

-

El Gobierno presiona a gobernadores para evitar que Macri vete la ley contra el tarifazo

28 de mayo de 2018

La oposición se apresta a sancionar en el Senado la ley antitarifazos y el oficialismo busca por todos los medios evitarlo para no seguir minando la ya magra imagen positiva del presidente Macri.

Con la imagen positiva de Mauricio Macri en caída libre desde diciembre pasado cuando el Congreso aprobó a instancias de la Casa Rosada la polémica reforma previsional en medio de una feroz represión en las calles, el gobierno de Cambiemos busca contrarreloj evitarle al mandatario el costo político de tener que vetar la ley anti tarifazos.

Aun cuando gran parte de la oposición le dio la posibilidad al gobierno de Macri de presentar una alternativa a los tarifazos que en los servicios públicos que asfixian a los trabajadores, el silencio de la Rosada dejó las puertas abiertas a que el próximo miércoles el proyecto para retrotraer las tarifas al nivel de diciembre de 2017 y actualizar sobre la base del índice de variación salarial, se convierta finalmente en ley en el Senado.

Estamos buscando no tener que vetar la ley" reconocieron en el entorno del presidente Macri

"Estamos buscando no tener que vetar la ley" reconoció este lunes a La Nación un miembro del gabinete de Macri.

Para ello los contactos con los gobernadores de la oposición son, por estas horas, frenéticos. El operativo está a cargo del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. También trabajan en la misión de torcer voluntades el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y el secretario de Interior, Sebastián de Luca.

El Senado tratará en el recinto el próximo miércoles la iniciativa que ya cuenta con media sanción de Diputados. "Los que voten esta ley van a jugar para Cristina Kirchner y Sergio Massa, y generan un costo de 170 millones de pesos en dos años. Le estamos dando una pésima señal a los inversores", se despachó uno de los dirigentes con conocimiento de las últimas tratativas. "Si la ley sale, el Gobierno la va a vetar, y después viene el paro nacional. ¿Los senadores del PJ van a apoyar el paro?", se preguntó otro vocero oficial.

Según consignó ese medio "hoy por hoy, los cañones están puestos en tres gobernadores 'cercanos' a la Casa Rosada: el cordobés Juan Schiaretti, el entrerriano Gustavo Bordet y el sanjuanino Sergio Uñac. Sus senadores podrían jugar en favor del Gobierno, ya sea apoyando el proyecto alternativo (reducción de 10 puntos de IVA) o ausentándose de la votación del proyecto opositor que viene de la Cámara de Diputados. "Fueron a Nueva York con el Presidente y prometieron apoyar la política económica. ¿Y ahora van a hacer lo contrario?, se preguntó un miembro del gabinete cercano al jefe de gabinete, Marcos Peña.

Hasta el próximo miércoles, se prevé que los teléfonos de los senadores, gobernadores y funcionarios del gobierno nacional estarán al rojo vivo.

Temas