-

Con rejas fijas y más metros cuadrados que nunca, reabren la Plaza de Mayo

29 de mayo de 2018

Estuvo cerrada cerca de siete meses. La remodelación costó 44 millones de pesos. Estarán los pañuelos de las Madres.

Con sus flamantes rejas fijas instaladas la Plaza de Mayo será reabierta este martes, tras el proceso de remodelación que encaró el Gobierno de la Ciudad desde noviembre del año pasado. La obra, que en su totalidad costó casi 44 millones de pesos, apuntó a rescatar la impronta que le dio Carlos Thays a fines del siglo XIX y a “recuperar el concepto de las plazas hispanas, plazas secas y de concentración de gente, para tener un uso de plaza cívica”, según definió Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

La obra amplió la superficie de la plaza, que pasó de 19.343 a 23.665 metros cuadrados, ganándole carriles a las calles laterales y sumando superficie verde. Además, se renovó la iluminación y se restauró la Pirámide de Mayo. La inauguración de este martes contará o no con recorrida oficial y actos, según las condiciones meteorológicas. Pero la plaza estará lista para ser transitada.

Embed

“En reemplazo de las vallas de contención que se encontraban frente a la Casa de Gobierno, se instalaron rejas y portones que cuentan con un sistema de plegado que –a diferencia de las vallas- facilita el flujo de tránsito”, señala la información oficial. “Son mucho más lindas que las vallas horribles de la Policía”, acotó Machiavelli, y justificó la instalación de rejas por una cuestión de “seguridad presidencial”.

La Plaza de Mayo se reabre con los emblemáticos pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo vueltos a pintar, luego de que las baldosas anteriores fueran retiradas. “Hubo acuerdo con todos los sectores. El jueves las Madres pintaron los pañuelos y ningún jueves quedó sin marcha”, resaltó el Directo de Espacios Verdes Ariel Iasge , durante la rueda de prensa previa a la inauguración de la plaza reformada.

Temas