-

-

A pesar de las denuncias de abuso en su contra, Woody Allen dice que él debería ser "la cara del #MeToo"

04 de junio de 2018

El afamado director de cine negó una vez las denuncias en su contra formuladas por quien fuera su hija adoptiva y dijo sentirse "víctima de odio".

A comienzos de año y en medio de las denuncias por acoso que sacudieron a Hollywood, Dylan Farrow, ratificó en una entrevista haber sido abusada cuando tenía apenas siete años por quien era su padre adoptivo, el cineasta Woody Allen.

En una entrevista concedida a El Trece, Allen negó una vez más las acusaciones en su contra y ensayó una controvertida defensa al intentar exponerse como víctima de la situación que lo involucra.

Dylan y Mira Farrow.jpg
Dylan y Mia Farrow<br>
Dylan y Mia Farrow

En ese sentido aseguró sentirse "víctima de odio" y fue incluso más allá: "Soy un gran defensor del movimiento #MeToo. Es bueno que expongan a los acosadores de mujeres y hombres. Por eso, es gracioso lo que pasa conmigo: yo debería ser la cara en los afiches del movimiento #MeToo".

"Me siento mal porque me acusan de una cosa terrible, terrible. Me duele, le duele a mi familia. Fue investigado en el pasado por dos fuentes diferentes y resultó ser completamente falso. Y ahora regresó" aseguró,

El afamado cineasta se refirió así a la denuncia que formuló Dylan 25 años atrás y que ratificó una vez más este año. "Eso es algo que fue analizado minuciosamente 25 años atrás por todas las autoridades. Todos llegaron a la conclusión de que no fue cierto. Ese fue el final y seguí con mi vida. Soy un hombre con una familia y mis propios hijos. Así que claro, es triste", afirmó Allen.

Mia y Woody.jpg

El director de cine también se refirió a la gran cantidad de mujeres que en los últimos meses se animaron a denunciar abusos a partir de una denuncia contra el productor Harvey Weinstein que destapó una práctica de abuso y poder de años en la meca del cine.

"Cualquier situación en la que alguien es acusado de algo injustamente, es triste. Creo que todos estarían de acuerdo con eso. Todo el mundo quiere que se haga Justicia; ahora, algo como el movimiento #MeToo, lo apoyás y querés que se lleve ante la Justicia a estos terribles acosadores, estas personas que hacen todas estas cosas terribles. Y creo que eso es algo bueno", sostuvo el director.

Pero luego se mostró en contra de que lo vinculen con quienes, como Weinstein o Kevin Spacey, fueron denunciados por decenas de víctimas. "Estas personas fueron acusadas por veinte mujeres, cincuenta mujeres, cien mujeres de abuso. Yo fui acusado una vez por una mujer en un caso de custodia de menores, que fue analizado y demostrado ser falso. Pero hay algunos que me agrupan con estas personas", argumentó.

Woody Allen.jpg

Y cerró: "Soy un gran defensor del movimiento #MeToo. Es bueno que expongan a los acosadores de mujeres y hombres. Por eso, es gracioso lo que pasa conmigo: yo debería ser la cara en los afiches del movimiento #MeToo".

Temas