-

-

¿Irá? Nahir Galarza puede no presentarse a la segunda jornada del juicio por el crimen de Fernando Pastorizzo

05 de junio de 2018

En el primer día, la acusada no declaró pero le gritó "mentirosa" a la madre de Fernando Pastorizzo, la víctima. Hoy puede ausentarse de la audiencia.

El Tribunal de Juicio de Gualeguaychú continurá con la segunda jornada del juicio a Nahir Galarza, la joven de 19 años acusada del homicidio de su ex novio, Fernando Pastorizzo (20). Podría ser condenada a prisión perpetua ya que se la acusa de homicidio doblemente calificado por la "relación de pareja" con la víctima y el "uso de arma de fuego". En el primer día, la acusada no declaró y hoy no tiene obligación de presentarse.

Por ello, el tribunal integrado por los jueces Mauricio Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Vivian resolvió incorporar al debate las dos declaraciones indagatorias que la imputada realizó durante la instrucción de la causa ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa.

Nahir Galarza
Nahir Galarza
Nahir Galarza

En la primera de esas declaraciones la joven se autoincriminó mientras que en la segunda aseguró que los disparos que mataron a Pastorizzo fueron accidentales.

"Fue un accidente, no supe qué hacer, me pudieron los nervios. Nunca mi vida se me cruzó en la cabeza que podía matar a una persona, ni siquiera por todo el maltrato que me hizo", declaró la joven al ampliar su indagatoria el 16 de enero.

Y en esa oportunidad, Galarza intentó explicar que en la primera declaración como imputada había mentido porque temió que culpen a su padre policía, que era el responsable de la pistola calibre 9 milímetros reglamentaria que se convirtió en el arma homicida.

Por su parte, Silvia Mantegazza, la madre de Pastorizzo, fue la primera testigo en declarar y aportó detalles sobre la relación entre su hijo y la acusada.

Fernando Pastorizzo y Silvia Mantegazza
Fernando Pastorizzo y Silvia Mantegazza
Fernando Pastorizzo y Silvia Mantegazza

La testigo relató al tribunal que "una vecina le contó que en más de una oportunidad" escuchó que había escuchado que Nahir "le gritaba y le pegaba a Fernando", ante lo cual, la acusada le gritó desde su asiento "¡qué mentirosa!", ante la sorpresa de todos los presentes en la habitación de unos 30 metros cuadrados en la que se lleva a cabo el debate.

Tras la interrupción, Mantegazza declaró que fue la misma vecina quien le alcanzó un teléfono inalámbrico que habrían arrojado en el frente de su casa en medio de estos episodios de violencia verbal y física de los que, según la mujer, Fernando era víctima.

El juicio continuará con más testimoniales y está previsto que se extienda hasta el 28 de junio próximo.

Temas