Tiene 88 años y no come para pagar la luz: la dramática historia de Doña Lala

07 de junio de 2018

Cobra la jubilación mínima y lo poco que tiene se lo da a sus nietos. Vive en los Plátanos. Necesita ayuda para que su casa no se inunde cada vez que lleve.

Doña Lala tiene 88 años, vive en una humilde vivienda en Los Plátanos que se le inunda cada vez que llueve y tiene que recurrir a la ayuda de los vecinos.. Es jubilada, gana la mínima y en los últimos días dejó de comer porque no alcanza a pagar la luz ni el gas.

Abuela lala 1 (1).mp4

"No puedo pagar la luz y por eso dejé de comer algunos días. Hay que guardar la plata", dijo la mujer en una entrevista con Justo Lamas en C5N.

Hace poco se instaló cerca de su casa un comedor al que asiste para comer. "Estos son enviados por Dios. Son mis hijos", dijo. Los jóvenes la ayudaron a mejorar algunas paredes pero todavía no puede dormir cuando llueve porque le gotea el techo arriba de su precaria cama.

Abuela lala 2.mp4
la abuela lala

Lala necesita no sólo para comer sino también para pasar el invierno y mejorar su vivienda para vivir más dignamente. Además, vive con sus dos nietos chiquitos. Cualquier persona que quiera ayudarla se puede contactar con el dueño del comedor al 15-6049-5806 o en el Facebook: Punto de Encuentro.

Temas