-

Mundial 1954: Un "relojito suizo" de organización

11 de junio de 2018

Alemania se consagró por primera vez en una competencia que fue un salto al futuro en cuanto a organización.

Suiza fue escenario de uno de los mundiales que hasta la fecha se caracteriza por una razón importante: como modelo de organización que se tomó de base para mundiales subsiguientes.

A nueve años de finalizada la II Guerra Mundial y con la mayoría de los países europeos aún en etapa de reconstrucción, Suiza, por su condición de nación neutral durante el conflicto, no había experimentado deterioro alguno. Suiza ´54, una escenografía digna.

mundial-1954-alemania-2.jpg

Las ciudades de Berna, Zurich, Basilea, Lausana, Lugano y Ginebra fueron las sedes indicadas y todas ofrecían su particular encanto geográfico, haciendo innecesario que la FIFA sugiera alterar o agrandar estadio alguno.

Muchos años después se dijo que haber elegido a Suiza como sede en un momento tan crucial en Europa fue una de las decisiones más acertadas de la FIFA de las muchas que tomó en su historia.

Un total de 16 equipos participaron de este Mundial, luego de superar una ronda clasificatoria de 38 selecciones, el número más elevado hasta esa fecha, que superó por tres representativos al de Brasil.

De esta manera la cantidad de 16 participantes no se alteró hasta el Mundial de España ´82. Por Iberoamérica fueron Brasil, México y el último Campeón Mundial, Uruguay. Asimismo, por primera vez intervinieron Corea y Turquía.

mundial-1954-alemania-1.jpg

En tanto, los seleccionados del viejo continente fueron Austria, Italia, Bélgica, Checoslovaquia, Escocia, Inglaterra, Francia, Alemania Occidental, Hungría, Yugoslavia y el país anfitrión, Suiza.

La Selección alemana venció 3-2 al gran favorito Hungría y se coronó campeón del Mundial en Suiza. El equipo teutón se recuperó de un 0-2 al comienzo y se tomó revancha del 3-8.

Temas